El presidente de la Diputación de Cáceres, Carlos Carlos Rodríguez, ha pedido una fiscalidad positiva para fomentar el asentamiento de nuevas empresas y la instalación del teletrabajo en los pueblos de la provincia de Cáceres.

“No puede ser que las empresas rurales, caracterizadas principalmente por autónomos o pequeñas y medianas empresas, tengan que hacer el mismo esfuerzo fiscal que una que tiene más de mil trabajadores”, ha añadido el presidente de la institución provincial cacereña.

Para hacer frente a este reto, la Diputación de Cáceres cuenta con un presupuesto de casi 400.000 euros que respaldará a las empresas que lleven su centro de trabajo a municipios de la provincia con menos de 20.000 habitantes, impulsando de este modo el traslado de trabajadores a estos municipios y posibilitando el teletrabajo. Estas ayudas para la relocalización de empresas, han sido publicadas en el Boletín Oficial de la Provincia de Cáceres (BOP) este miércoles.

Anuncios
Anuncios

Galería de imágenes