•  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

La disminución del número de denuncias y órdenes de protección solicitadas a los órganos judiciales de Extremadura pone de manifiesto que las consecuencias de la crisis sanitaria causada por el COVID-19 se han mantenido también durante el primer trimestre de este año.

Según las estadísticas que el Observatorio contra la Violencia Doméstica y de Género ha hecho públicas este lunes, entre el 1 de enero y el 31 de marzo se registraron 539 denuncias, un 1,3 por ciento menos que hace un año y hubo 539 víctimas, lo que equivale a un aumento del 2,1 por ciento.

En cuanto a las órdenes de protección, se solicitaron ante los juzgados de violencia sobre la mujer y ante los juzgados de guardia un total de 189, un 4,4 por ciento menos que hace un año. Se adoptaron 142, que equivale a un aumento de un 13,6 por ciento y se denegaron 46, igual que en el mismo periodo que el año anterior.

Anuncios
Anuncios

Con respecto al número de sentencias dictadas por los órganos judiciales competentes en nuestra Comunidad, un total de 122 fueron condenatorias, con un aumento del 20,8 por ciento, y se dictaron 7 sentencias absolutorias, un 30 por ciento menos que el año anterior.

El porcentaje total de sentencias condenatorias fue del 94,6 por ciento, un 3,9 por ciento más elevado que en el mismo periodo de 2020.

La tasa de víctimas de la violencia de género en toda España fue de 14,2 por cada 10.000 mujeres, prácticamente la misma que hace un año (14,4).

Por comunidades autónomas, la tasa más alta fue la de Murcia, con 19,7 víctimas por cada 10.000 mujeres. También por encima de la media nacional se situaron Baleares (18,5), Comunidad Valenciana (18,3), Canarias (18,2), Andalucía (16,1) y Madrid (15,6).

Los territorios con una ratio más baja que la media nacional fueron Cantabria y Castilla-La Mancha (12,7), Cataluña (11,9), Navarra (11,7), Asturias (11,6), País Vasco (10,6), La Rioja (10,4), Galicia (10,3), Extremadura (19,1), Aragón (10) y Castilla y León (9,6).

La estadística recoge además que en Extremadura un total de 32 mujeres víctimas de violencia de género, un 5, 9 por ciento menos, se acogió a la dispensa de la obligación de declarar.

Por su parte, los Juzgados de Menores de la región enjuiciaron a 2 menores de edad por delitos relacionados con la violencia sobre la mujer. En el primer trimestre de 2020 no se enjuició a ninguno. Se impusieron medidas (equiparable a una sentencia condenatoria) en 3 casos.


Galería de imágenes