Un hombre de 37 años de edad vecino de Mérida que ha sido condenado a penas de prisión por un delito contra la salud pública ha pedido cumplir 14 días más de cárcel para eludir el pago de una multa de 1.105,40 euros que le había sido impuesta.

Los hechos fueron juzgados en la sección número 3 de la Audiencia Provincial de Mérida, que condenó al hombre a tres años de prisión por tráfico de drogas. La sala también le condenó a inhabilitación especial para el ejercicio del derecho de sufragio pasivo durante el tiempo de condena y a una multa de 1.105,40 euros, que en caso de impago daría lugar a responsabilidad personal subsidiaria de 14 días de privación de libertad. Sin embargo el acusado solicitó expresamente que en lugar de la multa se hiciera efectiva directamente la responsabilidad personal subsidiaria de las dos semanas de privación de libertad, que habrían de añadirse a la duración de la pena de prisión.

En el mismo procedimiento se condenó a una mujer como autora de un delito contra la salud pública, en la modalidad de drogas que causan grave daño a la salud, a la pena de dos años de prisión, inhabilitación especial para el ejercicio del derecho de sufragio pasivo y la misma multa que su compañero.

Anuncios
Anuncios

Los investigaciones del grupo de estupefacientes de Mérida tuvieron conocimiento a finales de año 2017 que el inmueble en el que residía la pareja estaba siendo utilizado como almacén y lugar de venta de drogas, lo que permitió realizar numerosas aprehensiones de cocaína y heroína. El valor total de las muestras procedentes del domicilio ascendió a 845,17 euros, mientras que las incautaciones a pequeños consumidores procedentes del domicilio de los encausados fue de 260,23 euros. El total de la sustancia intervenida tenía un valor de 1.105,40 euros y la intención de los dos encausados era, según la sentencia, traficar y lucrarse con la venta de las mismas.