El municipio cacereño de Guadalupe ha amanecido con una pintada amenazante sobre una pared del cementerio dirigida a la familia del alcalde, el socialista Felipe Sánchez Barba.

“Alcalde akí se va a vé tu hijo”, reza la pintada, escrita en letras mayúsculas y sin tildes, insinuando que va a terminar en el paredón o en el cementerio. El mensaje no ha tardado en tener respuesta del primer edil, que ha dejado claro su rechazo a esta acción vandálica.

“Hay líneas rojas que nunca se deben superar y que no voy a permitir bajo ningún concepto. A mi me han llamado asesino, criminal… de todo. Pero mi familia es intocable. A unos los envían balas y a otros nos hacen pintadas”, ha indicado Felipe Sánchez Barba.

Anuncios
Anuncios

La denuncia de esta pintada, que se ha encargado de hacer pública el propio alcalde, ha suscitado decenas de muestras de apoyo hacia él y su familia. Hasta el mediodía de este sábado la red social Facebook tenía casi 200 comentarios solidarizándose con la familia.

“Eso es inaceptable e indignante, no todo vale y eso es no respetar todo lo permisible en democracia”, ha indicado un vecino en un comentario.

“Qué pena me da ver estas cosas. Desde luego que hay líneas rojas que en casos como éste deberían convertirse en muros infranqueables. Sólo se puede calificar como vileza, no se puede caer más bajo. Nuestro apoyo a toda tu familia”, ha comentado otra usuaria de la red social.

“Pero qué barbaridad!! Qué asco! De verdad existe un ser tan repulsivo y cobarde en nuestro pueblo? Seguro que se puede llegar a saber quién ha sido. Solo se merece que el peso de la justicia caiga sobre ese ser y ya de paso el destierro de Guadalupe”, ha indicado otra mujer en un comentario.


Galería de imágenes