•  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

El toque de queda nocturno quedará eliminado en Extremadura desde el próximo domingo coincidiendo con el fin del estado de alarma, pero los establecimientos de hostelería se verán obligados a cerrar a las 00.00 horas.

Esta situación se mantendrá mientras la comunidad autónoma se mantenga en un nivel de alerta 1 frente a la Covid-19, según establece el Sistema de Medidas y Aforos que el Consejo de Gobierno de la Junta de Extremadura ha aprobado en su reunión de este miércoles. Mientras continúe en los mismos niveles que hasta ahora, el aforo en el interior de los locales de hostelería será del 50 por ciento y se mantendrá la limitación de 6 personas por mesa. En el exterior, ya sean terrazas o sitios habilitados como tales, el aforo se amplía hasta el 85 por ciento con mesas de diez personas.

El nuevo semáforo Covid determina que los pubs y discotecas permanecerán cerrados y en el interior de los establecimientos comerciales el aforo será del 75 por ciento.

Anuncios
Anuncios

Al finalizar el estado de alarma serán los gobiernos autonómicos los encargados de establecer su nivel de alerta, que oscilará entre el 1 y el 5, tomando como referencia la incidencia acumulada de contagios, la trazabilidad, la tasa de positividad, el porcentaje de ocupación hospitalaria y el nivel de ocupación de las UCI.

Actualmente, con el nivel de alerta 1, el aforo establecido para las actividades de riesgo alto se sitúa en el 50 por ciento para lugares de culto cerrados, velatorios, entierros y ceremonias fúnebres, así como para bodas, bautizos y comuniones. Por su parte, la actividad física y deportiva no profesional, los congresos, las academias y los eventos tendrán un aforo del 75 por ciento.

Por lo que respecta a los centros recreativos el aforo será del 75 por ciento, mientras que en hoteles y alojamientos turísticos la ocupación estará limitada al 75 por ciento del aforo y una concentración máxima de 20 personas por grupo. También habrá limitaciones en los mercadillos, piscinas, cines y teatros, cuyos accesos estarán limitados al 75 por ciento. Las bibliotecas y monumentos no tendrán restricciones mientras perdure la misma situación que existe actualmente.

También se quedan sin limitaciones las actividades desarrolladas en lugares que se consideran de bajo riesgo, como zonas de ocio al aire libre, parques o la práctica deportiva individual al aire libre. Y con la llegada del buen tiempo y la celebración de las fiestas populares en los pueblos será posible la organización de festejos y verbenas, eso sí, limitando el aforo al 75 por ciento de la capacidad total.


Galería de imágenes