•  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

El Partido Popular (PP) de Navalmoral de la Mata denunciará ante el Tribunal de Cuentas los sobresueldos aprobados el 28 de abril de 2019 por el equipo de gobierno socialista para la Policía Local, a la que se comprometió a pagar 2.500 euros por la realización de 40 horas extraordinarias de servicio.

Según el PP, la alcaldesa, Raquel Medina, hizo esta promesa tan sólo unos días antes de las elecciones municipales de 2019 para premiar a los agentes apuntados en una bolsa a pesar de que se superaba el máximo de 80 horas legalmente establecido y con una cuantía que casi triplicaba lo estipulado en el convenio. Ahora los populares pondrán en conocimiento del Tribunal de Cuentas las decisiones adoptadas por la alcaldesa en relación con el gasto público por considerar que “no se ajustan a la legalidad vigente, contravienen los principios de buena gobernanza e institucionalizan un uso indebido de los dineros públicos”.

El portavoz del Grupo Municipal Popular en el Ayuntamiento de Navalmoral de la Mata, Jaime Vega, ha explicado este domingo que esta decisión se adoptó ante la problemática que vivía la Policía Local desde 2016 y suponía pagar a la plantilla un sobresueldo de 500 euros diarios, aparte de su salario, dietas y complementos. Además Medina se comprometió a reducir el número de horas anuales a realizar, aumentado de este modo los días de vacaciones o  para disfrute personal.

Anuncios
Anuncios

La denuncia del PP pone de relieve que “tan extraordinarias mejoras laborales se adoptaron de espaldas a los servicios técnicos del Ayuntamiento, no pasaron por la mesa general de contratación, ni respetaron el convenio laboral vigente”. La denuncia también sostiene que estas mejoras eran desconocidas por el resto de los grupos políticos con representación municipal y por los trabajadores del ayuntamiento. Por este motivo, según el PP, el 3 de diciembre de 2019, el interventor y el secretario pusieron en conocimiento del pleno que la actuación de la alcaldesa no se ajustaba a la legalidad vigente.

A pesar de ello, el 30 de diciembre de 2020, la alcaldesa socialista decidió abonar las cantidades pendientes por importe de más de 25.000 euros, lo que motivó una nueva advertencia del interventor, que se vio obligado a presentar un reparo que la alcaldesa ignoró de nuevo. De este modo, el pasado mes de marzo, Raquel Medina decidió levantar ese reparo y ordenó el pago de las cantidades adeudadas.

El equipo de gobierno siempre ha negado estos hechos y según el PP ordenó que se bloqueara el pago de los servicios prestados por los agentes. La situación hizo que algunos policías optasen por iniciar acciones judiciales contra el ayuntamiento, mientras que otros percibieron lo acordado sin necesidad de reclamación alguna, algo que el PP considera “un nuevo agravio comparativo”.

“Sin duda, el proceder de Raquel Medina fue reprochable, dispuso de los fondos públicos a escasos días de la convocatoria electoral como si fueran suyos y de forma especialmente antieconómica para las arcas locales, porque posteriormente se cubrieron esos mismos servicios con policías de otros municipios como Trujillo o Plasencia, tras suscribir convenios en los que las horas extras se abonaron a un precio muy inferior a esos 500 euros por servicio, prometidos en elecciones”, ha explicado Jaime Vega a través de un comunicado.

El PP no se opone a que los agentes cobren lo prometido y piden que Raquel Medina responda por sus actos “al utilizar el dinero público arbitrariamente, sin someterse a procedimiento alguno”. Vega ha lamentado que la alcaldesa “escondiera al pleno” del mes de febrero el nuevo reparo del interventor y que volviera a negarse a dar explicaciones públicas sobre este asunto.


Galería de imágenes