Las autoridades sanitarias han confirmado que están ejerciendo una vigilancia exhaustiva en cuatro localidades extremeñas por la elevada incidencia de Covid-19 que están registrando en los últimos días.

Los cuatro municipios cacereños en los que se ha adoptado esta medida son Madroñera, Arroyo de la Luz, Malpartida de Cáceres y Zarza de Granadilla. El Ejecutivo regional ya ha anunciado que se adoptarán medidas en estas poblaciones en los próximas días para frenar la expansión descontrolada del virus.

Los datos oficiales indican que la incidencia acumulada a los 14 días en Zarza de Granadilla es de 4.378,28 casos por cada 100.000 habitantes a los catorce días y a los siete es de3.152,36.

Anuncios
Anuncios

Le sigue  Madroñera con una incidencia de 1.263,32 casos por cada 100.000 habitantes a los 14 días y  552,70 a los siete. Mientras, Malpartida de Cáceres  presenta a los catorce días un incidencia de 679,28 casos y a los siete días de  630,76.

Cierra el listado de estas localidades que preocupan a la Dirección General de Salud Pública, el municipio de Arroyo de la Luz que presenta una incidencia a los 14 días de 447,43 y a los siete días de 378,59 casos por cada 100.000 habitantes.

En esta última localidad, ayer mismo la Dirección General de Salud Pública notificó la existencia de un brote de coronavirus de origen familiar. Este foco de contagio presenta 6 positivos y 18 contactos estrechos que deben guardar la cuarentena indicada por las autoridades sanitarias.

Cabe recordar que el pasado 5 de abril, Sanidad confirmó un brote en  Zarza de Granadilla, población que tuvo que aislar a  59 personas  debido a este foco de contagio de origen social, tal y como han confirmado las autoridades sanitarias.

El SES ha indicó entonces que eran 8 los positivos y 51 los contactos estrechos del brote de  Zarza de Granadilla, población en la que viven unas 1.800 personas.