El Ayuntamiento de Casar de Cáceres ha abierto diversos procedimientos sancionadores tras la proliferación de vertederos incontrolados de basura y escombros en determinados puntos del municipio.

Por este motivo la Policía Local reforzará la vigilancia y contará con la colaboración de un agente de Parques y Jardines, una figura de nueva creación. Con los expedientes sancionadores en marcha el ayuntamiento pretende disuadir a los vecinos de esta mala práctica que ha convertido varios lugares del municipio en vertederos de escombros, muebles, colchones y otros enseres.

Según la información que ha facilitado el ayuntamiento, se ha procedido a la limpieza del anterior punto en el que se encontraban los contenedores del Centro de Ocio y serán reubicados en las proximidades del lugar. Además se han colocado señales en las que se advierte de la prohibición de depositar residuos, pese a lo cual se han continuado arrojando fuera de los contenedores.

Anuncios
Anuncios

A pesar de las sanciones impuestas, y ante la imposibilidad de colocar cámaras de videovigilancia en espacios públicos,  el ayuntamiento va a eliminar el punto de recogida de residuos situado en las proximidades del Centro de Ocio y Cultura, reforzando el situado en el Polígono de la Cañada. El ayuntamiento ha recordado a las empresas de construcción y jardinería que para poder utilizar otros puntos de recogida de residuos vegetales o de escombros es necesario contactar previamente con los responsables municipales para solicitar la autorización de los vertidos.

«No queremos que las calles de nuestro municipio se conviertan en un vertedero, por lo que se solicita la colaboración de todas las empresas y ciudadanía del municipio», ha indicado el ayuntamiento a través de un comunicado en el que ha solicitado a los vecinos que, ante cualquier prueba de vertidos ilegales de residuos contacten con el equipo de gobierno a través de la aplicación bandomóvil de forma anónima, o a través del teléfono 629 111 395.