La Universidad de Andorra ha donado una computadora de gran escala IBM System 3 de 1973 al Museo de Historia de la Computación de Majadas de Tiétar, un proyecto que se está desarrollando y que se encuentra en pleno proceso de creación.

La pieza es un ordenador con altísimo valor histórico dada su escasez. Estas máquinas tenían la increíble velocidad de 1,52 ciclos por microsegundos, memoria RAM protegida, que oscilaba entre 48 y 512Kb, almacenamiento de disco entre 35 y 70Mb, lectores de tarjetas perforadas más pequeñas y unidades de cinta magnética.

“Capacidades que hoy en día resultan ridículas, pero que en esa época permitió almacenar y gestionar la Seguridad Social de toda la población del Principado hasta que quedó obsoleta y relegada al olvido. Posteriormente acabó en los pasillos de la Universidad como curiosidad histórica, un hecho que entristecía a Víctor Llorente, responsable de Desarrollo de la Universidad de Andorra, que al enterarse de la existencia del MuseoHC no dudó en llamarnos para que la máquina acabase en un lugar donde pueda ser restaurada y expuesta para que todo el mundo pueda verla y disfrutarla”, han explicado desde este centro museístico de la provincia de Cáceres.

Anuncios
Anuncios

Los responsables del centro aseguran que no ha sido fácil traerlo. Mide 1,74 de largo, 0,61 de ancho y 1,52 metros de alto, pesa 400 kilos y había que bajarlo de una cuarta planta. “Otro problema añadido era que tenía que pasar por dos aduanas, hecho que suponía muchos trámites, que han retrasado la donación”, han explicado.

Por otro lado, hace unos meses, el centro de investigación CIC bioGUNE de Derio (Vizcaya) donó la museo de Majadas una supercomputadora de una época más reciente, un Silicon Graphics 1350 de 2005, máquina relativamente moderna, pero muy singular por su extrema potencia.

Carlos Izquierdo es el fundador del MuseoHC, y ya ha expresado su gratitud, por recibir continuamente donaciones de hardware, software y documentación desde todos los rincones de España y Europa para hacer crecer el museo.

“Por este motivo se ve con el deber de llevar adelante y con la mayor ilusión posible, este proyecto en una nave de 1.400m2 recientemente adquirida en Majadas de Tiétar. No se encuentra solo, cuenta con la colaboración desinteresada de la Asociación de Amigos del museoHC, que ayuda a transportar y restaurar las más de 450 computadoras, que albergará el nuevo museo”, han añadido los responsables de esta iniciativa.

 

 


Galería de imágenes