•  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

El nuevo puente sobre el río Tajo, que pondrá fin al tráfico rodado en el puente romano del siglo II después de Cristo, tendrá una pasarela que servirá de mirador para contemplar el histórico monumento.

Se trata de un circuito de contemplación , ya que el proyecto incluye una propuesta de gestión para el nuevo uso del puente romano, mediante un centro de interpretación con paseos peatonales por el nuevo puente como mirador del romano.

Los detalles del proyecto, en el que se invertirán más de 18 millones de euros, se han presentado esta jornada en este enclave de la provincia de Cáceres. En el acto , el presidente de la Junta, Guillermo Fernández Vara ha manifestado que “cuando la obra esté concluida podremos estar tranquilos que el puente romano está a salvo de cualquier afectación en el futuro y será una de las cuestiones que esta generación le dejará a otras, con otro puente, que la historia también juzgará”.

Anuncios
Anuncios

Mientras, la consejera de Movilidad, Transporte y Vivienda, Leire Iglesias, Fernández Vara, ha indicado que se trata de un acto “cargado de simbolismo y con una especial transcendencia”, ya que parece como si la historia viniera a ayudar a la historia.

La Junta de Extremadura adjudicó en 2018 la redacción del proyecto para la construcción de un nuevo viaducto sobre el río Tajo, en la carretera EX 117 en Alcántara (Cáceres), a la UTE formada por las empresas Estudio AIA, Arquitectos Ingenieros Asociados, e INGEX, Estudio Técnico.

La oferta de la UTE consiste en construir una nueva estructura sobre el río Tajo en tres tramos; el primero, con una longitud de 270,25 metros, discurriría paralelo al puente romano. Se compone de un arco principal que salva el cauce ordinario del río y unos vanos laterales, diseñado para el tráfico rodado y peatonal.

El segundo tramo o muros laterales, de 20 metros de longitud, conecta el nuevo trazado con la carretera actual, debido a la proximidad entre ambas vías.

Por último, el tramo tercero o viaducto de acceso, con 112 metros de longitud, discurre ligeramente paralelo a la carretera actual.

A finales del pasado mes de diciembre de 2020, el Consejo de Gobierno autorizó  la contratación de las obras de construcción del nuevo puente con un importe de 18.683.052 euros.


Galería de imágenes