Alrededor de 6.000 efectivos de Policía y Guardia Civil realizarán en Extremadura labores de vigilancia y control de la movilidad, aforos y reuniones durante los días de Semana Santa.

De este modo, las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad intensificarán sus operativos de control en Extremadura durante los próximos días festivos y de vacaciones de Semana Santa, con el objetivo de controlar la movilidad, reuniones, aforos y resto de normativa en días «tan señalados» y evitar de este modo que los contagios aumenten y la Covid-19 se extienda.

Así, alrededor de 6.000 efectivos (3.588 de la Guardia Civil y 2.293 de la Policía Nacional), formarán parte de los dispositivos de control desde este viernes, día 26, y hasta el próximo día 9 de abril, y lo que supone un 50 por ciento más que en el pasado Puente de San José.

Anuncios
Anuncios

En el caso de la Policía Nacional, se establecerán dispositivos de seguridad en coordinación y cooperación con las distintas policías locales para asegurar la eficacia y cumplimiento de las medidas establecidas.

En este sentido, 2.293 policías nacionales se dedicarán a hacer controles de movilidad, vigilancia de estaciones de trenes y autobuses, además de control de entrada y salida del territorio nacional por las cuatro fronteras terrestres con Portugal.

Asimismo, realizarán controles en Villanueva de la Serena donde está decretado el cierre perimetral. Las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad controlarán también las localidades de Feria y Lobón, que también se encuentran cerradas.

Por su parte, la Guardia Civil destinará 3.588 efectivos de ambas comandancias y el Sector de Tráfico, a realizar labores de vigilancia y control de las medidas establecidas, fundamentalmente en lo que se refiere al control de la movilidad, restringida por el cierre perimetral de la comunidad, en vías principales y secundarias, pero también y de forma importante, el control de accesos y aforos a campos de romerías, casas de campo, cortijos, informa en nota de prensa la Delegación del Gobierno en Extremadura.

Concretamente, se establecerán un total de 2.624 dispositivos de control, de los que 1.607 serán en vías de comunicación y 1.017 en poblaciones.

Así se ha abordado esta mañana en la reunión del Centro de Coordinación Cooperativa Policial (CECOR), presidido por la delegada del Gobierno, Yolanda García Seco, que a su término ha señalado que las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad tratan de disuadir de este modo la movilidad entre comunidades fundamentalmente en una época del año que, en condiciones normales, tiene una de las concentraciones más alta de desplazamientos.