Un sistema pionero en España avisará a los conductores que transiten entre Cáceres y Casar de Cáceres de la presencia de ciclistas para que moderen su velocidad y aumenten la precaución.

Este proyecto de digitalización de infraestructuras ha sido impulsado por la Diputación de Cáceres, que ha realizado una inversión de 25.000 euros. El área de Infraestructuras Territoriales Inteligentes y Movilidad ha decidido instalarlo en la carretera provincial CC-38, que une Cáceres y Casar de Cáceres, y servirá para testar la eficacia de este tipo de instrumentos en vías con un elevado índice de circulación de vehículos.

En este caso se han instalado y puesto en servicio cuatro sistemas de detección, con un intervalo de 5 kilómetros entre cada uno de ellos y a ambos lados de la vía. El sistema funciona con un radar y un lazo inductivo que avisa de la presencia de ciclistas, activando una señal y una serie de balizas luminosas instaladas por delante del detector que consiguen llamar la atención de los conductores. El funcionamiento del detector de presencia se ha podido comprobar este viernes con la participación de miembros del Club Ciclista Trujillo.

Con este proyecto se pretende mejorar la seguridad de los ciclistas y reducir la siniestralidad en la red de carreteras provinciales. El diputado del área, Luis Fernando García Nicolás, que en la visita ha estado acompañado también por el alcalde de Casar de Cáceres, Rafael Pacheco, y el concejal de Movilidad del Ayuntamiento de Cáceres, Andrés Licerán, ha señalado que la Diputación Provincial espera obtener buenos resultados con este sistema para poder ampliar el proyecto a otras vías provinciales con alta presencia de ciclistas y vehículos y con el objetivo de reducir la siniestralidad y mejorar la seguridad de los aficionados al ciclismo.