•  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

El Instituto Municipal de Asuntos Sociales (IMAS) ha convocado un plan de subvenciones destinadas a promover la conciliación de la vida personal, familiar y laboral. La medida también pretende fomentar la corresponsabilidad entre mujeres y hombres.

El presupuesto total destinado a las ayudas es de 50.000 euros, que se distribuirá según el número de miembros que conformen las unidades familiares.

La primera teniente de alcalde y concejala de Asuntos Sociales, María José Pulido, ha resaltado la importancia de estas ayudas para combatir las consecuencias producidas por el covid-19, «la falta de medidas de conciliación sitúa a las familias, especialmente a las mujeres, en la dura situación de tener que renunciar a trabajar para poder cuidar de sus familiares».

Anuncios
Anuncios

Pulido ha destacado que los empleos más precarios y con salarios más bajos suelen ser presenciales y no admiten el teletrabajo, “por ello hay progenitores que han perdido su trabajo durante esta crisis y no tienen con quien dejar a sus hijos e hijas durante el proceso de búsqueda de empleo».

El plan de subvenciones busca luchar contra las dificultades a las que se enfrentan los sectores más vulnerables de la ciudad, evitar la discriminación laboral de las mujeres en cualquier ámbito de actuación e incentivar la contratación de personas empleadas del hogar para el cuidado de menores.

Las ayudas contemplan diferentes gastos con posibilidad de subvención como la contratación de personas para el cuidado de menores de 0 a 14 años o la subvención de guarderías, escuelas infantiles o similares durante la actividad laboral o la formación de padres, madres o tutores legales. El período para la presentación de subvenciones es desde el 23 de marzo hasta el 10 de noviembre.

Para poder concurrir a la convocatoria, las unidades familiares deberán estar empadronadas y tener su residencia habitual en el término municipal de Cáceres. Asimismo, deberán acreditar la necesidad de conciliación laboral, personal y familiar, por ello todas las personas de la unidad familiar con edad legal de trabajar deberán encontrarse en alguna de las siguientes situaciones: alta como trabajador por cuenta ajena, estar dados de alta como autónomos, encontrarse en una situación en la que la posibilidad para acceder a un contrato de trabajo precise de contratar servicios de guardería o similares, o estar cursando un programa de formación para el empleo desarrollado por algún servicio público.


Galería de imágenes