•  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

El Servicio Extremeño de Salud (SES) comenzará esta semana un estudio de vigilancia que contempla la recogida de muestras aleatorias de PCR en todas las áreas de salud con el fin de conocer el porcentaje de propagación de la variante británica en esta comunidad autónoma.

Las autoridades sanitarias han confirmado hasta el momento la presencia en Extremadura de 66 muestras positivas de la variante del linaje B.1.1.7 de SARS-CoV-2, conocida popularmente como la cepa británica del coronavirus, según ha confirmado a LA MAÑANA de Radio Interior la Consejería de Sanidad y Servicios Sociales.

Desde el pasado viernes no han sufrido alteración los datos relativos a esta variante, por lo que durante esta semana se llevará a cabo este estudio aleatorio tanto en las PCR que sean sospechosas de estar relacionadas con el linaje B.1.1.7 de SARS-CoV-2 como en las que no presenten indicios.

Anuncios
Anuncios

La nueva variante fue introducida y detectada por primera vez en esta región en las muestras extraídas a siete miembros de una misma familia procedente de Madrid que se desplazó a Cáceres para pasar unos días de descanso durante el período navideño. A partir de entonces, el Servicio Extremeño de Salud (SES) inició una secuenciación de muestras para detectar la presencia de la cepa británica en otros pacientes de la región y los últimos datos del pasado viernes confirman que la nueva variante ya tiene presencia en todas las áreas de salud. De las 66 muestras confirmadas, 51 han sido detectadas en la provincia de Badajoz y 15 en la de Cáceres, aunque la Junta de Extremadura ha optado por no desvelar el nombre de los municipios en los que hay presencia confirmada de esta cepa.

Los datos del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias correspondientes a este lunes reconocen que la variante británica es “más transmisible, probablemente más letal y no parece que escape a la inmunidad adquirida tras infección natural o vacunación con variantes previas”. El último informe del Ministerio de Sanidad indica que la detección en España es muy variable de unas comunidades a otras y los datos indican un aumento rápido de su distribución en las últimas semanas.

De la variante B.1.351 o sudafricana se han detectado hasta este lunes 15 casos en España y 9 de ellos pertenecen a un mismo brote y el resto también podría estar relacionado con él. Hasta el momento no hay ningún caso en Extremadura. Esta cepa es probablemente más transmisible y presenta posibilidad de escape a la repuesta inmune adquirida tras infección natural o generada por algunas vacunas, por lo que es más peligrosa que la británica.

La otra variante sobre la que se está estudiando es la denominada P.1, o brasileña, de la que se han comunicado muy pocos casos en otros países, principalmente en viajeros. Se tienen pocos datos aún sobre su transmisibilidad y virulencia y es posible que escape a la respuesta inmune adquirida tras infección natural o generada por algunas vacunas. En España se ha confirmado un único caso en un viajero procedente de Brasil y en Extremadura aún no ha logrado penetrar.


Galería de imágenes