•  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Las nuevas tecnologías han cambiado la manera de trabajar a lo largo de los años, sin embargo, cobraron especial protagonismo una vez el coronavirus llegó a Extremadura. A partir de marzo solamente había una opción: innovar o morir. Ese es el caso de Obed Osías López, párroco de San Martín de Trevejo y Hoyos.

Obed, a sus 37 años, decidió emplear el potencial de Internet en la expansión del culto a Dios. Así comenzó la retransmisión de la misa de los domingos a través de la plataforma de Facebook.

“Muchas personas se hicieron redes sociales para seguir la misa. Nadie podía salir de casa, se necesitaba más que nunca”, ha explicado el párroco.

Anuncios
Anuncios

Sin embargo, ésta no fue la única idea de Obed, también se unió a la plataforma de Tik Tok, un servicio de redes sociales para compartir vídeos. Una manera de hacer llegar la palabra de Dios a los más jóvenes.

Obed quería destacar la cercanía, hacer ver a los miembros de la plataforma digital que la Iglesia puede llegar a ellos de otra manera. “Muchos me decían que si las misas son así, vendrían”, ha apuntado este párroco serragatino.

Sus videos de temática cristiana los realiza dentro de la Iglesia, alumbrando con un aro de luz especializado para tener una mayor calidad de imagen. A través de bailes, este cura disfruta de enseñar el mensaje de Dios de una manera alternativa.

“Tuvo buena acogida. Al principio sentía miedo por la gente más mayor, de que no supieran utilizar las redes sociales, por ejemplo”, sin embargo, pronto llegaron las felicitaciones por esta iniciativa que puede llegar a cualquier parte del mundo.

Obed ha recibido numerosos agradecimientos por parte de todas las personas que han disfrutado de sus vídeos durante los meses de pandemia, incluyo “una joven con su padre recientemente fallecido llegó a decirme que le salvé la vida”.

Una inicativa que ha arracando sonrisas en tiempos difíciles y que sirve para seguir extendiendo el mensaje de la Iglesia.


Galería de imágenes