•  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Agentes de la Guardia Civil, pertenecientes a la Compañía de Cáceres, han detenido a dos personas e investigado a otras dos como responsables de un delito contra la Salud Pública, en su modalidad de cultivo o elaboración de drogas, y de defraudación de fluido eléctrico.

Se ha desarticulado la infraestructura instalada en un inmueble de Malpartida de Cáceres, destinada al cultivo y la producción intensiva de Cannabis Sativa. Han sido incautados cerca de 17 kilogramos de cogollos de marihuana y numerosos efectos destinados a la producción de la droga.

La actuación se llevó a cabo tras el intento de huida y posterior detención de uno de los detenidos, al ser identificado por la Guardia Civil cuando trataba de acceder, junto a otro hombre, a las instalaciones de un antiguo restaurante situado en el polígono industrial de Malpartida de Cáceres.

Anuncios
Anuncios

Tras intentar huir en un vehículo y protagonizar una persecución hasta la ciudad de Cáceres, en la que llegó a poner en riesgo, no solo su vida sino la del resto de usuarios de la carretera, agentes de la Unidad de Seguridad Ciudadana de la Comandancia (USECIC) consiguieron interceptarle y, aunque trató de continuar su huida a pie, finalmente fue detenido como supuesto responsable de un delito contra la Seguridad Vial y de Resistencia y Desobediencia Grave a los agentes de la autoridad.

A continuación, los agentes regresaron hasta el inmueble donde el detenido y su acompañante habían tratado de acceder momentos antes, sospechando, por el fuerte olor que desprendía, que en su interior pudiera albergar un laboratorio clandestino de cultivo de plantas de marihuana. Con la pertinente autorización judicial, se realizó un registro que permitió confirmar la existencia de una sofisticada instalación destinada al cultivo intensivo de plantas de Cannabis Sativa, localizando además cerca de 17 kilogramos de cogollos de marihuana, que se encontraban ya listos para su presunta distribución.

La Guardia Civil procedió la desmantelación de esta instalación, perfectamente acondicionada para la producción “Indoor” de marihuana, interviniendo todo el material utilizado para la producción de la droga, entre ellos transformadores, bombillas de alto voltaje, aires acondicionados, productos fertilizantes y estimuladores del crecimiento, un depósito de agua, secaderos, una báscula, maceteros, sustrato, filtros, conductos de ventilación o medidores de temperatura utilizados para conseguir que la zona de cultivo tuviera las condiciones ideales para el desarrollo de las plantas.

Además, se pudo constatar la existencia de un sofisticado sistema de conexión ilegal a la red eléctrica, constituido por cerca de 80 transformadores encargados de dar alimentación a las 40 lámparas de 600 vatios que fueron halladas, confirmando por tanto, la presunta comisión de un Delito de defraudación de fluido eléctrico.

Todos estos hechos motivaron finalmente la detención e investigación de los dos hombres, de 30 y 60 años de edad, ambos vecinos de Mérida, como presuntos autores de un Delito contra la Salud Pública, por cultivo o elaboración de drogas, y otro de Defraudación de Fluido Eléctrico por la conexión ilícita a la red eléctrica, decretándose para el primero su inmediato ingreso en prisión.

Continuando con la investigación, la Guardia Civil procedió a la detención de un tercer hombre, de 22 años de edad y vecino de Mérida, por su presunta participación en el delito contra la salud pública que venía siendo investigado, procediendo a la igual investigación de la propietaria del inmueble, una mujer de 54 años de edad, también vecina de esta localidad.

Los tres hombres y la mujer, junto con la droga y demás efectos intervenidos, fueron puestos a disposición del Juzgado de Primera Instancia e Instrucción Nº 1 de Cáceres, encargado de conocer de la causa.

Como resultado de esta operación se ha desmantelado un cultivo “Indoor” de marihuana, realizado en el interior de un inmueble mediante el establecimiento de un sofisticado sistema de cultivo y producción, y lo que es más importante, se ha logrado evitar la puesta a la venta en el mercado ilícito de cerca de 17 kilogramos de cogollos de marihuana.


Galería de imágenes