El Consejo de Gobierno de la Junta de Extremadura ha aprobado en su sesión ordinaria de este viernes dejar sin actividad a establecimientos de hostelería y comercio no esenciales de otros 8 municipios de la región y cerrar perimetralmente otros 6 con el objetivo de frenar la propagación de la Covid-19.

En la provincia de Cáceres, los 8 municipios afectados son Plasencia, Moraleja, Trujillo y Arroyo de la Luz, mientras que en la de Badajoz son Mérida, Guareña, Jerez de los Caballeros y Talavera la Real. La medida previsiblemente comenzará a aplicarse durante la medianoche de este viernes y afectará a otras 145.402 personas. El acuerdo tendrá una vigencia de 7 días y se ha adoptado porque en todos los casos se trata de poblaciones con más de 5.000 habitantes que tienen una incidencia acumulada superior a los 500 casos activos de Covid-19 por cada 100.000 habitantes.

En esta situación se encuentran ya Navalmoral de la Mata y Coria en la provincia de Cáceres, y en la de Badajoz se encuentran cerrados bares, restaurantes y locales comerciales de la capital y además los de Fuente del Maestre, Villanueva de la Serena, Calamonte, Aceuchal, Olivenza, Montijo, Villafranca de los Barros, Puebla de la Calzada, Almendralejo, Don Benito, Azuaga y Castuera.

Anuncios
Anuncios

Además el Consejo de Gobierno ha acordado prorrogar el cierre perimetral de Fuente del Maestre, que tiene una incidencia acumulada de 2.239 casos por cada 100.000 habitantes. A esta localidad pacense hay que añadir además el cierre perimetral de otros seis municipios: Madrigalejo en la provincia de Cáceres y en la de Badajoz, Herrera del Duque, Oliva de Mérida, La Parra, Quintana de la Serena y Talarrubias. Esta medida afecta a otros 16.317 habitantes.

El Ejecutivo ha acordado además la puesta en marcha del decreto presidente que permite prorrogar los límites de los aforos en los lugares de culto y el acuerdo consolidado del Consejo de Gobierno que limita los aforos de bares y establecimientos de hostelería, que prohíbe el acceso a más de un 30% de la capacidad del local y limita la presencia en las mesas, tanto de interior como de terraza, a 4 personas.

Por último, el Consejo de Gobierno ha acordado suspender la presencia de público en las competiciones deportivas en las ciudades de más de 5.000 habitantes en las que se han adoptado las medidas restrictivas.