La Diputación de Badajoz ha intensificado las labores de mantenimiento en las carreteras provinciales ante el paso de la borrasca “Filomena”. Este fenómeno metereológico está dejando lluvia, hielo y nieve, al igual que en el resto del país.

Debido al historial de daños sufridos en temporales anteriores, el área de Fomento, a través de su Servicio de Infraestructuras, está realizando tratamientos preventivos en los puntos más conflictivos de la provincia desde hace algunos días mediante el esparcimiento de sal en las vías provinciales, lo cual permite bajar el punto de congelación y facilitan que se derrita la nieve.

Estos trabajos comenzaron el pasado 23 de diciembre, tras conocerse las previsiones meteorológicas que podían afectar a las diversas carreteras de la provincia de Badajoz y poner en peligro la seguridad de los ciudadanos y viajeros. En concreto, se han esparcido 9.000 kilogramos de sal, cantidad sustancialmente superior a la de otros años.

Anuncios
Anuncios

Por otra parte, se ha trasladado maquinaria provincial para hacer frente a los trabajos de retirada de nieve que pudieran hacerse necesario. Por el momento se han enviado dos equipos de limpieza para el tratamiento con sal, uno de ellos se encuentra hoy trabajando en la zona de Siruela. Hoy también se está realizando labores de retirada de nieve con maquinaria en la zona de Villarta de los Montes.

Por último, se ha dispuesto al personal en las zonas que presentan un mayor riesgo para actuar cuando sea necesario, todo ello bajo el control de los encargados de zona.

La seguridad vial y el mantenimiento de los casi 2.000 kilómetros de carreteras, provinciales constituyen uno de los objetivos de la institución provincial mediante el área de Fomento, han explicado desde la institución provincial.

 

 


Galería de imágenes