•  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Las áreas de salud de Navalmoral de la Mata y de Coria continúan siendo las que menos víctimas mortales han registrado hasta ahora durante la segunda oleada de la Covid-19, aunque entre las dos suman 26 pacientes fallecidos desde que finalizó el estado de alarma.

En el extremo opuesto se sitúan las dos capitales de provincia, Cáceres y Badajoz, áreas en las que se han notificado 76 fallecimientos en cada una de ellas desde el pasado 21 de junio.

La situación más sorprendente es la de la capital del Campo Arañuelo, Navalmoral de la Mata, que registró 59 muertes durante el inicio de la crisis sanitaria y desde el estado de alarma ha logrado contener el virus y notificar tan solo 9 fallecimientos.

Anuncios
Anuncios

Coria es la segunda que mejores resultados presenta, si bien la situación ha empeorado de manera importante en las dos últimas semanas. En este área de salud murieron hasta el 21 de junio 21 personas y desde entonces han fallecido 17 pacientes. La suma total desde el inicio de la pandemia es de 38, lo que la convierte en el área de salud con menos víctimas mortales como consecuencia de la Covid-19.

En Cáceres se ha pasado de los 271 fallecimientos registrados durante la primera ola a los 76 de la segunda, por lo que el área de salud de la capital de provincia es, con diferencia, la que más muertes acumula a causa del coronavirus, con 347 pérdidas humanas.

En segundo lugar lo ocupa el área de salud de Plasencia, que en la primera ola registró 77 muertes por Covid y si se unen los 45 muertos desde el 21 de junio sitúan la cifra total en 122 decesos.

En la provincia de Badajoz, que cuenta con cuatro áreas de salud, los datos son muy similares en cada una de ellas. En Badajoz han fallecido 76 personas desde el estado de alarma, en Mérida 67, en Don Benito-Villanueva de la Serena69 y en la zona de Llerena-Zafra 62.

Sin embargo lo más llamativo son el incremento en el número de muertes registrado en las cuatro áreas, de modo que en todas han muerto ya más pacientes durante la segunda oleada que durante la primera. Así, Badajoz ha pasado de 32 muertos a 76, Mérida de 32 a 67, Don Benito-Villanueva de la Serena de 21 a 69 y Llerena-Zafra de 6 a 62.

Las áreas de salud de Badajoz y Mérida han multiplicado por dos el número de fallecidos de la primera oleada, pero es que la zona de Don Benito-Villanueva de la Serena ha triplicado la cifra del inicio de la pandemia y Llerena-Zafra la ha multiplicado por más de 10.

En la actualidad hay 575 fallecidos registrados oficialmente en la provincia de Cáceres y 365 en la de Badajoz, que arrojan una suma de 940 pérdidas humanas desde el inicio de la crisis sanitaria. En el inicio de la pandemia la provincia cacereña notificó 428 fallecimientos y ahora lleva 147, mientras que en la de Badajoz han pasado de los 91 notificados hasta el 21 de junio a los 274 registrados durante la segunda oleada, que suman 365 y conducen irremediablemente a Extremadura a superar la cifra de los mil fallecidos el próximo mes de diciembre.


Galería de imágenes