•  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

La Policía Local de Cáceres ya dispone de un protocolo de acoso laboral gracias a un requerimiento que presentó la Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF) ante la Inspección de Trabajo para que el consistorio lo incluyera como tal.

De este modo, los policías locales de la capital cacereña ya están cubiertos por el protocolo de acoso moral y sexual tras el visto bueno del Comité de Seguridad y Salud, que ha elaborado un un informe en el que consideraba la necesidad de que este colectivo gozase de plenas garantías en la materia.

Anuncios

Según CSIF, el comité  deja en entredicho un informe de la Secretaría General del consistorio que dejó indefenso, durante más tres años, al cuerpo de la Policía Local en la defensa del acoso laboral y sexual en el ámbito laboral. Es más, tal y como indicaba la Inspección de Trabajo, ese escrito era  contrario a la legislación vigente por dejar a estos funcionarios en desventaja y desamparo ante los posibles casos de acoso dentro del ámbito laboral.

Anuncios

En este sentido, CSIF solicita al Equipo de Gobierno que exija a la Secretaria General que se emitan los informes oportunos, a la mayor celeridad posible, para que se apruebe en el próximo Pleno la inclusión de pleno derecho del colectivo policial en el citado protocolo. El sindicato justifica la incorporación de la Policía Local a este protocolo porque considera que fue excluida de forma imprudente, dejando a estos funcionarios en una situación de indefensión ante los posibles casos de mobbing en el trabajo.

CSIF considera que es una norma generalista que no interfiere en las funciones específicas encomendadas a la Policía Local, máxime cuando, tanto la Policía Nacional como la Guardia Civil están protegidos en su ámbito laboral, al igual que el resto de los trabajadores municipales ante posibles situaciones de acoso laboral y sexual.

Por último, el sindicato quiere destacar que este protocolo de acoso laboral y sexual fue elaborado por el servicio de prevención de riesgos laborales y la oficina de igualdad y violencia de género del ayuntamiento, y supuso dar un paso más en la protección de los derechos y libertades de los trabajadores municipales.


Galería de imágenes