•  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

El alcalde de Almendralejo, José María Ramírez, ha recordado las normas dictadas por la Consejería de Sanidad para el control sanitario de las matanzas y las medidas de seguridad para evitar contagios y la propagación del coronavirus. La campaña se extiende hasta el 31 de marzo.

Con la finalidad de garantizar la salud de las personas, los intervinientes o asistentes a la misma no podrán superar el límite máximo de seis personas, así como que deben realizarse, siempre que sea posible, al aire libre o en espeacios con suficiente ventilación. Si las personas que participan no son convivientes, deben utilizar en todo momento la mascarilla obligatoria, han recordado desde el consistorio de Almendralejo.

Anuncios

Otras medidas higiénicas que se recogen son el lavado constante de manos, mantener la distancia interpersonal de seguridad y no compartir utensilios, entre otras.

Anuncios

El responsable de la matanza que realiza la solicitud deberá firmar en el ayuntamiento una declaración responsable, comprometiéndose a cumplir con las medidas indicadas, así como las normativas aplicables para prevenir la propagación del virus causante de la Copvid-19 y de salud pública para prevenir enfermedades infectocontagiosas o parasitarias y de bienestar animal en el momento del sacrificio.

El permiso que autoriza esta práctica debe solicitarlo el interesado en la Oficina de Información al Consumidor, ubicada en los Servicios Sociales (Parque de la Piedad), de lunes a viernes, de 10 a 14 horas, y con una antelación mínima de tres día hábiles.

Los veterinarios que den el visto bueno a la carne podrán ser públicos o privados. El horario de reconocimiento por los servicios oficiales será de 8.30 a 12 horas. En el bando, que se puede descargar en el archivo adjunto, se espcifican los días y horarios de fines de semana y festivos.

Los cerdos sacrificados se presentarán en canal sin despiezar, acompañados de sus vísceras. Los animales deberán ser sacrificados sin sufrimiento y respetando todas las normas del bienestar animal.

Recuerda el texto firmado por el alcalde que no está permitida la venta de estos productos, ni abastecimientos a cualquier tipo de establecimiento, ni frescos ni curados, y que tan sólo se autoriza el consumo familiar y privado.


Galería de imágenes