•  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

El 18,75 por ciento de universitarios y el 7,3 por ciento de universitarias se plantea el emprendimiento como primera opción laboral, según un estudio de la patronal empresarial extremeña (Creex), el Instituto de la Mujer de Extremadura (IMEX) y la Universidad de Extremadura (UEx).

De igual modo, la tasa de alumnado extremeño que tiene ya en mente crear una empresa triplica la media nacional.

El secretario general de la Creex, Javier Peinado, ha incidido en el compromiso de esta organización con la igualdad real, organizando diversas jornadas, estudios y cursos, en el convencimiento de que la igualdad “es un factor estratégico para la competitividad de las empresas”.

Anuncios
Anuncios

Peinado ha destacado que hay que buscar la igualdad plena más allá de la demagogia, analizando dónde y por qué se da algún tipo de brecha, “porque lo que ocurre en el mundo de la empresa no es más que un reflejo de lo que ocurre en la sociedad, de los roles y de la educación”, señala la Creex en nota de prensa.

En este sentido, ha añadido que en la Creex tienen “muy claro desde hace años que no se puede prescindir del 50% del talento, y no sólo en la empresa, sino en nuestra propia organización, y así lo demostrando, avanzando día a día en la incorporación de la mujer en los órganos de gobierno”.

Así, ha concluido que “hay que tener claro que la igualdad no es sólo una cuestión de derechos, es una cuestión de necesidad. La sociedad no puede avanzar si no se avanza en la igualdad de oportunidades”.

Por su parte, la directiva de la Creex, Pilar Coslado, ha incidido en la “apuesta firma de esta organización por la igualdad, dando voz y responsabilidad a la mujer, y desarrollando continuamente programas y cursos que permitan, por ejemplo, que la implantación de planes de igualdad no sea un mero trámite, sino que cuenten con medidas reales y eficaces para avanzar”.

Al analizar las respuestas relacionadas con el emprendimiento, ha explicado que el 13% de las personas encuestadas afirmó tener la intención de crear una empresa “sí o sí” y otro 7% lo condicionaba a tener apoyos para ellos. Esto supone, si se compara con el Informe Guess (emprendimiento universitario en España), que la tasa de estudiantes de Extremadura que tiene idea de emprender un negocio triplica la media nacional, situada en el 4,5%, o la quintuplica si añadimos el 7% que emprendería si tuviese apoyos.

Eso sí, ha apuntado Rivero, entre universitarios el porcentaje que tiene intención de montar una empresa es del 33%, mientras que en universitarias el porcentaje cae el 11%. El dato plantea en una primera aproximación una brecha que debe abordarse desde la educación previa.
“De cualquier modo, esas tasas de intenciones emprendedoras, y el hecho de que solo un 15% diga que de ninguna manera se plantea montar una empresa, supone que en Extremadura hay una gran oportunidad para trabajar con las personas, hay un caldo de cultivo ya que debemos aprovechar”, ha analizado el profesor de la UEX.

Sin embargo, avanzando en el estudio, cuando se pregunta por cuál es su expectativa laboral al terminar los estudios, sólo un 7,3% de las mujeres y un 19% de los hombres se ven al frente de su empresa, decantándose, especialmente las mujeres, por un trabajo en la Administración (más de la mitad).

Esta aparente contradicción es, según Rivero, el resultado de que “ya hay, como se ha dicho, un caldo de cultivo, la mentalidad va cambiando, pero aún no ha calado lo suficiente y se tiende hacia puestos ‘estables’ o ‘seguros’, más que hacia el ‘riesgo”. Ese sería a su juicio un factor a trabajar desde la propia universidad, “y más si se tiene en cuenta que entre universitarios y universitarias se tienen una idea muy positiva del empresario y su aportación a la sociedad”.


Galería de imágenes