•  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

El toque de queda puesto en marcha por la Junta de Extremadura este domingo desde la madrugada y hasta las seis de la mañana supone, para los empresarios de Moraleja y Sierra de Gata “un fracaso total para el turismo y la gastronomía”, tal y como ha apuntado José Luis Clemente, presidente de la Asociación de Empresarios Rivera de Gata.

Clemente ha apuntado que “si viene un turista y no puede salir, dará lugar a cancelaciones de reservas”. Algo, ha dicho,  que sumado al confinamiento de municipios y el miedo al virus, afectará a todo el nivel económico de la comarca.

Ante esta situación, el presidente de la asociación, ha recordado que “el sector lo está pasando muy mal porque se enriquece, especialmente, de las salidas nocturnas”. Por ello, Clemente espera una rápida respuesta por parte de la Junta de Extremadura ya que “los contagios no solamente se producen por la noche”.

Anuncios
Anuncios

De hecho, Clemente ha alertado de la reducción del consumo local en la segunda oleada del coronavirus con un incremento de casos positivos en Sierra de Gata.

Asimismo, han apuntado que se están realizando un mayor número de compras a través de Internet con el objetivo de evitar salidas a la vía pública. Una actividad que ha provocado un descenso en el número de ventas en los establecimientos de proximidad.

“Cuando salimos a comprar, vamos a por lo que necesitamos. Quizá podemos adquirir productos que no sean esenciales, pero el tiempo que estamos en la calle se reduce. Lo que antes hacías en media hora, ahora intentas que sea en quince minutos”, ha concluido Clemente.


Galería de imágenes