•  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

La Guardia Civil de Cáceres ha sorprendido a una conductora de 52 añoso y vecina de Madrid, cuando circulaba con su vehículo a 200 kilómetros por hora por la Autovía A-58, a la altura de la localidad cacereña de Sierra de Fuentes, cuya velocidad máxima permitida es de 120 kilómetros por hora.

Por este motivo, agentes del Subsector de Tráfico de la Comandancia de Cáceres extendieron un boletín de denuncia por una supuesta infracción muy grave al Reglamento General de Circulación, que lleva aparejada una sanción de 600 euros y la detracción de 6 puntos del permiso de conducir.

Los hechos ocurrieron en la mañana del pasado 13 de octubre, cuando agentes de la Guardia Civil que realizaban un control detectaron, a la altura del kilómetro 37,100 de la Autovía A-58, en el término municipal de Sierra de Fuentes, un turismo que circulaba a una velocidad de 200 Kilómetros por hora, cuando la velocidad estaba limitada a 120.

Anuncios
Anuncios

Tras interceptaron el vehículo, los agentes notificaron a su conductora, una mujer de 52 años y vecina de Madrid, de una infracción al Reglamento General de Circulación, por circular superando en más de 80 kilómetros los límites establecidos para la vía por la que circulaba.

Ante esta situación, la Guardia Civil quiere concienciar a los ciudadanos en general y a los usuarios de las carreteras en particular, del peligro que generan este tipo de conductas tratándose, además, de una infracción muy grave al Reglamento General de Circulación, con una penalización de 600 euros de multa y seis puntos del carné de conducir.

 


Galería de imágenes