•  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

La preocupación ante la próxima llegada de las bajas temperaturas ya es palpable entre la comunidad educativa de Extremadura que se plantea cómo proceder a la ventilación de las aulas sin que los escolares pasen frío. La apertura de puertas y ventanas es hasta ahora una de las fórmulas que están adoptando los docentes para evitar contagios por Covid-19 entre alumnos y profesorado.

De momento, la Consejería de Educación de la Junta de Extremadura ha avanzado a LA MAÑANA de Radio Interior que ya está estudiando fórmulas de actuación que se plasmarán en nuevas instrucciones que se harán llegar próximamente a los centros de enseñanza de la comunidad autónoma.

Será este mismo lunes cuando el secretario general de Educación del Gobierno extremeño, Francisco Javier Amaya, aborde este asunto en la comisión de Educación de la Asamblea regional.

Mientras, la Junta de Extremadura ha reiterado que están estudiando fórmulas para proceder en los espacios educativos en los meses de más frío. “Todo se plasmará en una nueva instrucción a los centros educativos de la que informaremos cuando esté lista”, han avanzado desde la Consejería de Educación este mismo viernes a LA MAÑANA de Radio Interior.

Los protocolos para frenar la propagación del virus  recomiendan ventilar al menos durante 10 ó 15 minutos al inicio y al final de la jornada; durante el recreo y entre clases. En el caso de Extremadura la recomendación es que se mantengan las puertas y ventanas abiertas durante las clases. La medida se puede llevar a cabo de momento en la región debido al otoño cálido que se está registrando, pero los valores medios en invierno están en torno a los diez grados en la provincia de Cáceres, y en el caso de Badajoz la media se sitúa alrededor de los 15 grados centígrados.

Un grupo de más de 239 científicos ha coincidido en afirmar que existe riesgo de contagio por transmisión aérea, no sólo en las aulas, sino en cualquier espacio cerrado con presencia de personas. Estos expertos han enviado una carta a la Organización Mundial de la Salud (OMS) para indicar que el coronavirus también se transmite a través de micropartículas en suspensión o aerosoles.

La misiva, encabezada por Kimberly Prather, de la Universidad de California, comienza asegurando que “hay pruebas abrumadoras de que la transmisión aérea por inhalación representa una de las mayores rutas de transmisión del coronavirus”. Los expertos señalan que  los aerosoles que contienen virus pueden propagarse más allá de dos metros de distancia y acumularse en lugares cerrados y mal ventilados, lo que los convierte en grandes agentes propagadores del virus.

Los profesionales en la materia aseguran que es necesario complementar la ventilación general con sistemas de control de infección en el aire. Entre ellos, sistemas de extracción del aire localizados, filtración de aire de alta eficiencia y luces ultravioletas germicidas. Debido al elevado coste de estas propuestas, el Consejo General de Colegios Oficiales de Graduados e Ingenieros Técnicos Industriales de España propone una medida paliativa que consiste en la instalación de detectores de CO², que permiten saber cuándo es necesario llevar a cabo la renovación del aire interior en las aulas mediante la apertura de puertas y ventanas.

Incluso, la Universidad de Harvard señala que una correcta ventilación de los espacios se convierte en otra medida fundamental para evitar que las aulas se conviertan en zonas de alto riesgo por contagio de Covid-19. Por ello,  ha diseñado una guía de cinco pasos sencillos para ventilar de forma correcta un aula o espacio concreto y en la que indica que  abrir puertas y ventanas favorece la renovación y circulación de aire, pero en ningún caso, sustituye la comprobación regular de los sistemas y unidades de ventilación que hasta la fecha no hay en los centros docentes de Extremadura.

De momento,  las cifras oficiales señalan, que desde el 1 de septiembre y  hasta este jueves,  los profesionales sanitarios han confirmado  el contagio por coronavirus de 516 estudiantes y  126 docentes. Teniendo en cuenta los periodos de incubación y de síntomas de la Covid-19, la Junta de Extremadura calcula que en estos momentos hay casos activos en unos 220 estudiantes y en 40 docentes.

Las cifras oficiales  de la Dirección General de Salud Pública contemplan desde esta jornada el inicio de la cuarentena y, por tanto, del aislamiento de quince aulas más, de once centros educativos de la región.  A pesar de las cifras, recientemente Javier Amaya manifestó que la mayoría de los contagios se están produciendo fuera de las aulas y avanzó que también se revisará el modo de actuar en los recreos, espacios en los que puede haber más aglomeración de estudiantes y profesores.

Este viernes y, debido a que ya han completado el periodo de cuarentena marcado por las autoridades sanitarias, han reabierto cuatro aulas más de cuatro centros educativos de la región. Se trata de un aula del CEIP Ángel Santos Pocostales de Alburquerque; una clase del Colegio Ruta de la Plata de Almendralejo; un grupo del CEIP Guadiana de Badajoz; y un aula del Colegio Nuestra Señora de Guadalupe de Mérida.

 

 

 


Galería de imágenes