•  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

La Consejería de Educación de la Junta de Extremadura contratará a partir del próximo mes de noviembre y a media jornada a maestros que se encargarán de prestar apoyo educativo a los alumnos que por motivos de salud y como consecuencia de la pandemia, no puedan asistir a sus clases de manera presencial.

El secretario general de Educación, Francisco Javier Amaya, ha anunciado el comienzo del Programa Proa Plus que tendrá una inversión de 1,67 millones de euros y permitirá la contratación de entre 70 y 80 docentes que impartirán clases de apoyo educativo domiciliario al alumnado que se vea obligado a permanecer en casa como consecuencia de la Covid-19.

La Mesa Sectorial de Educación ha aprobado este lunes la instrucción para la puesta en marcha de este plan y una vez publicado los centros educativos dispondrán de 15 días de plazo para presentar sus proyectos sobre una o dos de las líneas del programa, que pueden ser un plan de acompañamiento, motivación y refuerzo escolar para el alumnado con necesidades educativas derivadas de la convalecencia en su domicilio, o bien un proyecto de Formación para el impulso a la implicación y colaboración de las familias y del entorno comunitario con el proyecto educativo del centro.

Al finalizar la reunión de la Mesa Sectorial de Educación, a la que también han asistido la directora general de Personal Docente, Heliodora Burgos, y el director general de Innovación e Inclusión Educativa, Juan Pablo Venero, el secretario general de Educación ha explicado que la instrucción se publicará entre mañana y pasado y que el programa se desarrollará hasta junio de 2020.

Los objetivos del nuevo programa son garantizar la continuidad y el avance educativo del alumnado más vulnerable debido a la situación de pandemia, formar y orientar a las familias para que puedan apoyar a sus hijos y prevenir el abandono escolar temprano del alumnado con necesidades educativas derivadas de su estado de salud mediante el apoyo educativo en domicilio.

Los colegios que imparten enseñanzas de Educación Primaria podrán solicitar ambas líneas del programa, mientras que los centros que imparten 1º y 2º de ESO podrán solicitar el plan de acompañamiento de la primera línea.

Los profesores contratados prestarán apoyo a alumnado en situación de vulnerabilidad sanitaria durante dos o tres días a la semana en periodos de dos horas, preferentemente durante el periodo escolar y de forma presencial. El resto del horario hasta completar la media jornada de cada docente contratado se completará en el centro educativo.

Para prestarse la atención domiciliaria, la familia deberá comprometerse a la permanencia de un adulto de referencia durante el horario establecido, así como a cumplir con las medidas de seguridad, protección y distancia social. Los maestros contratados serán de la especialidad que requiera cada centro para atender las necesidades del alumnado participante, a excepción de la de Infantil.

La segunda línea del programa tiene como finalidad dar formación a las familias para impulsar su implicación y colaboración en el entorno comunitario. Serán actividades informativas y formativas que podrán desarrollarse en modo presencial, a distancia o mixto con medios telemáticos. Esta medida se centrará principalmente en formar a las familias en competencia digital, una formación que será impartida por el docente del centro que determine el claustro, el cual percibirá por ello una compensación económica.

Las actividades de información y formación a las familias serán de una duración de hasta cuatro horas para cada centro que imparta infantil y primaria y de hasta seis horas si es un Centro de Atención Educativa Preferente (CAEP).


Galería de imágenes