•  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

El consejero de Sanidad y Servicios Sociales de la Junta de Extremadura, José María Vergeles, ha asegurado que la región alcanzó el pico máximo de incidencia a los 14 días de coronavirus en esta segunda oleada el pasado 25 de septiembre.

Así lo ha anunciado Vergeles en una comparecencia este sábado en Mérida para informar que la segunda oleada de la Covid-19 en Extremadura se encuentra en “fase de estabilización o descenso”.

De este modo, ha señalado que el pasado 24 de septiembre la incidencia acumulada a los 14 días en la comunidad era de 290 casos por cada 100.000 habitantes. Cifra que ha ido descendiendo desde entonces, hasta situarse en 255 este viernes.

Así lo ha avanzado el vicepresidente segundo y consejero de Sanidad y Servicios Sociales, José María Vergeles, en una comparecencia este sábado en Mérida para informar sobre la evolución de la pandemia, en la que ha expuesto datos que indicaría que, salvo “rebrote o brote concreto”, Extremadura doblegó la curva el pasado 25 de septiembre.

A esto se suma que la incidencia acumulada a los siete días se sitúa por debajo del 50 por ciento de la incidencia a los 14 días, lo cual supone un “signo precoz de que está claramente en estabilización o tendente a la reducción”. A día de hoy, la incidencia acumulada a los 7 días es del 40% de la registrada a los 14 días.


Galería de imágenes