•  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Las áreas de salud de Coria y de Llerena-Zafra son las que menos fallecimientos por Covid-19 han registrado desde que se inició la crisis sanitaria, y ello a pesar de que disponen de centros hospitalarios modestos en los que ni siquiera hay Unidad de Cuidados Intensivos (UCI) y tienen una población más envejecida que otras zonas más castigadas por la pandemia.

El área de salud de Llerena-Zafra, que durante la primera oleada fue la que menos defunciones certificó, ha experimentado, no obstante, un ligero incremento en esta segunda; aun así continúa siendo la zona sanitaria con mejores resultados. En este área de salud han perdido la vida 21 personas desde el comienzo de la pandemia. En la última jornada registró 10 casos positivos y actualmente tiene 14 pacientes hospitalizados.

El área de salud de Coria acumula 24 víctimas mortales desde que comenzó la crisis del coronavirus. Actualmente tiene 13 pacientes ingresados en un hospital sin UCI que atiende a una población de un entorno rural que tiene centros de salud, además de en Coria, en los municipios de Moraleja, Ceclavín, Hoyos, Torre de Don Miguel, Torrejoncillo y Valverde del Fresno.

Si se tienen en cuenta los criterios sanitarios y de población, el caso más llamativo lo presenta el área de salud de Mérida. Sólo ha registrado 35 fallecidos a pesar de que abarca a toda la zona de Mérida, Vegas Bajas del Guadiana -salvo Montijo y La Roca de la Sierra- y todos los municipios de Tierra de Barros, a excepción de Santa Marta. Con una población de más de 160.000 habitantes, ha tenido 24 positivos confirmados  en las últimas 24 horas. Tiene 27 pacientes hospitalizados, de los que cinco se encuentran en la UCI.

Otro caso que llama la atención es el del área de salud de Badajoz, que es la que concentra el mayor número de habitantes y, sin embargo, sólo ha registrado 42 fallecidos desde el inicio de la pandemia. En la última jornada ha tenido 43 casos positivos confirmados y 12 pacientes ingresados, de los que dos están en UCI.

En el polo opuesto se encuentran las cuatro áreas de salud más castigadas por la Covid-19: Don Benito-Villanueva, Navalmoral de la Mata, Plasencia y Cáceres que, siguiendo este orden, han presentado las peores cifras de decesos.

El área de salud de Don Benito-Villanueva de la Serena ha registrado 52 fallecidos, pero lo peor de todo es que la mayor parte se están registrando durante la segunda oleada. En estos momentos es una de las zonas que más preocupa a las autoridades sanitarias. Tiene 43 pacientes hospitalizados, tres de ellos en UCI, y durante la jornada del viernes notificó ocho nuevos casos positivos.

El área de salud de Navalmoral de la Mata es otra de las zonas de la provincia de Cáceres que más duramente ha sido castigada por el coronavirus. Desde el inicio de la pandemia han fallecido 60 personas en este área de salud y el Hospital Campo Arañuelo tiene cuatro pacientes ingresados. En caso de gravedad son derivados al Virgen del Puerto de Plasencia, pues Navalmoral tampoco dispone de UCI. En la última jornada ha notificado 19 casos positivos.

Pero de todas las áreas de salud, ocho en total, hay dos que superan ampliamente a las demás, las de Plasencia y Cáceres. En la primera de ellas ya se han registrado 81 fallecimientos y hay 12 pacientes ingresados, de los que cuatro están en la UCI. En la última jornada ha registrado 10 casos positivos.

El área de salud de Cáceres concentra casi el 50 por ciento de las muertes totales de Extremadura. Por circunstancias que hasta el momento no se han dado a conocer, en Cáceres y los municipios adscritos a su área de salud han perdido la vida como consecuencia de la Covid 294 personas desde que se inició la crisis sanitaria. En la actualidad tiene 48 pacientes ingresados -dos de ellos en la UCI- y en las últimas 24 horas ha registrado 41 nuevos casos positivos.

Desde el pasado mes de marzo ya han perdido la vida en Extremadura 609 personas como consecuencia de esta enfermedad, en su mayor parte personas mayores usuarias de centros residenciales.


Galería de imágenes