•  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

La Junta de Extremadura ha decidido limitar los aforos en los establecimientos y eventos así como no permitir reuniones de más de diez personas para frenar la expansión de los contagios de coronavirus en Cáceres. Esta medida entrará en vigor a partir de la medianoche del domingo por un periodo de catorce días.

El objetivo es frenar la expansión de los contagios en la capital cacereña que ha registrado una incidencia acumulada en los últimos 14 días de 288 casos por cada 100.000 habitantes, por lo tanto está por encima de la media regional y de España, si bien en los últimos 7 días son 123 casos por cien mil habitantes, lo que supone menos de un 50% de la incidencia acumulada de los 14 días, por lo que la tendencia “es positiva”, tal y como ha apuntado el vicepresidente segundo y consejero de Sanidad y Servicio Sociales, José María Vergeles.

El consejero de sanidad ha apuntado que la zona que más preocupa de las siete áreas de salud es la zona Centro de la ciudad, ya que acumula en los últimos 14 días un total de 493 casos por cien mil habitantes. También en la zona de La Mejostilla los casos han llegado a 353 por cien mil habitantes.

Ante estos datos se han adoptado una serie de medidas para que Cáceres no tenga que pasar a una fase de desescalada y garantizar la vida cultural. Unas restricciones, ha dicho, para que los ciudadanos que visitan Cáceres y los cacereños “puedan seguir viviendo en la nueva normalidad”. No se pasará a ninguna fase de desescalada, no se restringe la movilidad de personas y no se confina la ciudad, tal y como ha incidido el consejero de Sanidad.

Por todo ello, entre otras medidas se limitan las reuniones a un máximo de 10 personas, los velatorios a un máximo de 25 máximo cuando se celebran al aire libre y de 15 en espacios cerrados, y se reduce a la mitad el aforo en las terrazas de los bares sobre el espacio total que ocupan en la actualidad tras las ampliaciones.


Galería de imágenes