•  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Conrado Abad, conocido popularmente como “el eterno maletilla” y un asiduo de las fiestas de San Juan de Coria, se encuentra vivo, a pesar de que varios medios de comunicación y las redes sociales contribuyeron a difundir durante la noche de este lunes la falsa noticia de que había muerto.

El maletilla es muy conocido en los ambientes taurinos y de manera especial en Coria, donde se ha ganado el cariño y el respeto de los aficionados que acuden a las fiestas de San Juan. Cumplirá 94 años el próximo 28 de octubre.

La falsa noticia sobre su fallecimiento se difundió anoche con rapidez y posteriormente ha sido desmentida. El Ayuntamiento de Ciudad Rodrigo ha confirmado a LA MAÑANA de Radio Interior que el maletilla está vivo y que el pasado mes de abril, en pleno confinamiento, le propuso aislarse en el pabellón municipal de Foxá para protegerse del coronavirus, pues hasta entonces se refugiaba en una furgoneta que se encontraba estacionada junto a la Avenida de Portugal. Posteriormente, un hostelero le ofreció alojamiento gratuito en Ciudad Rodrigo, donde es un persona que goza de gran popularidad.

En agosto de 2008, Conrado Abad, que entonces tenía 82 años, sufrió la fuerte cornada de un toro durante las capeas de Torrejoncillo y permaneció ingresado en el Hospital Ciudad de Coria durante un mes. Residente en Ciudad Rodrigo pero natural de Molezuelas de Carballeda (Zamora), el toro que le embistió le fracturó cinco costillas y le provocó numerosas contusiones. Ese mismo año le volteó otro toro durante las capeas nocturnas celebradas en el Carnaval del Toro de Ciudad Rodrigo y sufrió varias heridas.

El eterno maletilla ha sido un bohemio desde su adolescencia. Abandonó su pueblo con 16 años para viajar a Sevilla en busca de una oportunidad, durmió en un vagón de la estación de ferrocarril y sintió el rechazado de los grandes ganaderos. El matador de toros Victoriano Posada, fallecido hace un mes en la ciudad ecuatoriana de Guayaquil, le aconsejó que se fuera a Robliza de Cojos (Salamanca), que es donde realmente comenzó su vida de maletilla, pues nunca tuvo una oportunidad para pisar un ruedo.

Conrado Abad ha sido protagonista de un documental de Canal + Toros y ha recibido numerosos homenajes, como los que le tributaron el mundo del toro en enero de 2011 o el Ayuntamiento de Ciudad Rodrigo en julio de 2016. Desde febrero de 2017, un burladero de la Plaza de Toros de Ciudad Rodrigo lleva su nombre.

 


Galería de imágenes