•  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Las continuas quejas de los usuarios del Servicio Extremeño de Salud ha motivado que la Junta de Extremadura tenga previsto  incrementar el personal que atiende las llamadas en un 20 por ciento y se abrirán las agendas sanitarias en 10 días en lugar de cinco como hasta ahora.

También se liberará al personal sanitario de las llamadas de control de los contactos estrechos porque se contratará un equipo centralizado Covid que se dedique a ello y que haga de soporte a los equipos de Atención Primaria. Se contratarán a 115 personas, fundamentalmente personal de Enfermería y técnicos de cuidados auxiliares para que puedan realizar este trabajo.

Así, lo ha asegurado el consejero de Sanidad de la Junta de Extremadura, José María Vergeles Blanca, quien  ha indicado que  se va a reformar el área administrativa de los equipos de Atención Primaria “por lo que estamos en proceso de contratación de 65 trabajadores de la categoría de auxiliares administrativos y celadores”.

“Esto va a permitir que se atiendan más llamadas telefónicas y ganar más presencialidad en las consultas porque serán capaces de mantener de mejor manera los circuitos Covid y no Covid dentro del centro de salud”, ha afirmado ante los medios de comunicación.

Vergeles Blanca ha anunciado que también se van a tomar medidas para poder mejorar el área asistencia “y nuestro objetivo es que si ahora mismo se está produciendo una asistencia telemática del 70 por ciento y presencial del 30 por ciento, queremos invertir esa proporción”.

El consejero ha indicado que eso se hará liberando a médicos y enfermeros de tareas burocráticas y ha añadido que como finaliza el periodo de vacaciones “eso nos va a permitir disponer de bolsas que estaban agotadas y que podamos seguir incrementando los recursos donde sea necesario”.

 


Galería de imágenes