•  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Efectivos del Ejército se sumarán en Extremadura a las tareas de control de brotes de Covid-19  con el objetivo de frenar la expansión de la crisis sanitaria. Los militares servirán de apoyo a los 360 rastreadores que trabajan en la comunidad autónoma, que tiene bajo seguimiento a un total de 16.548 personas.

Este anuncio lo ha hecho el consejero de Sanidad de la Junta de Extremadura, José María Vergeles, quien ha subrayado que de las más de 16.000 personas en seguimiento, 12.000 son contactos estrechos de los 3.900 pacientes que en estos momentos son considerados casos activos de coronavirus.

Vergeles ha comparecido en la Asamblea de Extremadura para dar a conocer la situación de la crisis sanitaria en Extremadura. Ha dicho que la situación de colapso sanitaria es lejana y que actualmente el 6% de las camas para pacientes con coronavirus están ocupadas. La cifra llega al 12% en el caso de las UCI y la semana está siendo complicada para la región ya que el jueves fallecieron por coronavirus ocho personas y ayer jueves se contabilizaron seis víctimas mortales más.

El consejero ha especificado que Extremadura tienen 4.580 camas para pacientes en situación aguda y  263 camas en unidades de cuidados intensivos. Esta cifra llega al ratio de  2,45 por cada 10.000 habitantes.

Vergeles también ha recordado que hay dos robots en Extremadura que se encargan de la tramitación de las pruebas PCR dotación de dos robots ubicados en las dos provincias y que permiten alcanzar la cifra de 8.000 pruebas PCR cada jornada.

El consejero ha especificado además que la cifra de PCR hechas desde el inicio de la pandemia es 107.107 pruebas, con una tasa de positividad del 11,6 por ciento, por debajo de la media nacional. Como informó Radio Interior, el coste para la sanidad extremeña de cada prueba es de 20 euros sin incluir en el precio los trámites administrativos.

Cabe recordar que Extremadura notificó este jueves al Ministerio de Sanidad ocho nuevos brotes de Covid-19 que se han detectado en las últimas 24 horas.

Tres de los focos de contagio están en la ciudad de Cáceres que ha confirmado un brote con cuatro positivos y sin contactos estrechos; otro con tres contagiados y siete contactos estrechos y un tercero con también tres casos y siete contactos estrechos.

Cerca de la capital de provincia, en Malpartida de Cáceres, se ha declarado un brote con cuatro personas contagiadas y ocho contactos en estudio. Se da la circunstancia de que esta localidad pasa a la fase dos, pero sin restricciones a la movilidad por la incidencia del virus. Se está a la espera del auto judicial que ratifique esta decisión de la Junta de Extremadura.

En la misma zona de la comunidad, en Arroyo de la Luz, también las autoridades sanitarias han dado con un foco del virus que, de momento, presenta tres positivos y 18 contactos que están siendo analizados por la autoridad competente.

En la comarca de Trujillo, en Herguijuela (300 habitantes aproximadamente) se ha notificad un brote con tres personas contagiadas y siete contactos estrechos que también están ya en cuarentena. También en la provincia de Cáceres, hay un foco de coronavirus en Serradilla con 7 positivos y 59 personas que ya han sido consideradas como contactos estrechos.

Cierra el listado de brotes la localidad pacense de  Montijo con siete personas positivas y cuatro contactos, según el informe del Servicio Extremeño de Salud de este jueves.


Galería de imágenes