•  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

La portavoz de Educación del Grupo Parlamentario Popular (GPP), Pilar Pérez, ha lamentado que el Gobierno de Fernández Vara no haya primado la seguridad y la protección de toda la comunidad educativa para afrontar con garantías la vuelta a las aulas en Extremadura.

Así, Pérez ha trasladado al secretario general del Educación de la Junta que el curso comienza “sin planificación, sin hoja de ruta y con una consejería que no ha hecho sus deberes a tiempo”. Para el PP, la situación de “descontrol en la segunda oleada es un hecho y no una interpretación política”, y están a la vista las numerosas denuncias efectuadas por la comunidad educativa desde mayo.

“Es la queja de equipos directivos, sindicatos, padres y alumnos”, ha explicado Pérez, que ha subrayado “el afán colaborador del PP en materia educativa, que de mayo a julio vino planteando propuestas para que se organizara con tiempo un inicio de curso seguro, y que el PSOE rechazó, incluso en el debate de estado de la región”.

Pilar Pérez ha reiterado que antes de que finalizara el curso, ya se dijo que Extremadura no estaba en condiciones de volver a las aulas porque el Gobierno de la Junta “no había puesto medios que garantizasen la seguridad de alumnos y docentes, y desde la oposición se avisó a la Consejería de que tenía que trabajar a fondo para garantizar el nuevo curso “con una presencialidad segura”.

Sobre la negativa de la Junta a la realización de los test masivos a los docentes antes del inicio del curso, Pérez ha rechazado el criterio adoptado y que al final han significado “una ruleta rusa” en una región donde según el último informe del Instituto Carlos III casi el 70% de los positivos eran asintomáticos, “pero Vara se despachaba diciendo que los test dan una falsa sensación de seguridad.

“Queremos para nuestros docentes esa falsa sensación de seguridad que se practica en otras regiones y que recomienda la OMS”, ha dicho Pilar Pérez.

 

 

 


Galería de imágenes