•  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

El Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 1 de Zafra ha decretado prisión provisional comunicada y sin fianza para Eugenio D.H, el joven de 28 años de edad acusado de la desaparición y muerte de Manuela Chavero el 5 de julio de 2016 en el municipio pacense de Monesterio.

El detenido, que pasó a disposición judicial este domingo, está acusado de los delitos de detención ilegal y homicidio después de declararse autor material de la muerte de la mujer, aunque en su declaración ante la Guardia Civil aseguró que el fallecimiento se produjo de manera accidental.

Desde las 00.30 de la madrugada del domingo y hasta el mediodía, el detenido permaneció en su vivienda, donde la Guardia Civil trató de reconstruir las últimas horas con vida de Manuela Chavero. La hipótesis que se baraja es que hacia las 02.00 de la madrugada de aquel 5 de julio, Eugenio D.H. se dirigió a la casa de la víctima, distante unos 40 metros, y la convenció para ir a su vivienda, donde pudo cometerse el crimen.

La familia de Manuela Chavero se encuentra a la espera de que el Instituto de Medicina Legal y Ciencias Forenses de Badajoz realice el estudio de los restos óseos hallados el viernes en una finca del municipio en la que el detenido dijo haber enterrado el cadáver.

El Equipo Central de Inspecciones Oculares (ECIO) de la Guardia Civil y especialistas en la búsqueda de restos humanos encontraron en la finca restos óseos que podrían pertenecer a la víctima. El hallazgo se produjo con especial rapidez después de que el autor confeso del crimen señalara el lugar en el que aseguró haber sepultado el cadáver tras una muerte que, según dijo a la Guardia Civil, se produjo de forma accidental.

La familia de Manuela Chavero ha asegurado a través de un comunicado estar «rota de dolor» y ha pedido comprensión por no tener ánimos para contactar con ningún medio de comunicación.


Galería de imágenes