•  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Agentes de la Unidad Central Operativa (UCO) de la Guardia Civil han registrado durante la madrugada de este domingo la vivienda en la que residía Eugenio D.H., el vecino de Monesterio que se ha declarado autor de la muerte de Manuela Chavero.

El Equipo Central de Inspecciones Oculares (ECIO) de la Guardia Civil y especialistas en la búsqueda de restos humanos encontraron en una finca de Monesterio restos óseos que podrían pertenecer a la víctima, que desapareció de su domicilio el 5 de julio de 2016 en extrañas circunstancias.

Pasadas las 00.30 de la madrugada, el detenido llegó a Monesterio desde las dependencias de la Guardia Civil de Zafra, donde ha permanecido las últimas horas antes de pasar hoy a disposición del Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 1 de esta localidad.

El autor confeso de la muerte de Manuela Chavero llegó escoltado por un amplio dispositivo policial para participar en el registro de su vivienda, donde la Guardia Civil confía en obtener pruebas sólidas que permitan sustentar su declaración de culpabilidad.

Decenas de vecinos y curiosos esperaban la llegada del detenido, que se bajó de un coche patrulla de la Guardia Civil escoltado por varios agentes mientras algunos de los presentes le increpaban y le llamaban asesino.

El autor confeso, de aspecto corpulento, se mostró tranquilo en todo momento e iba vestido con unas bermudas, una camisa estampada y unas zapatillas deportivas.

Pasadas las 02.00 de la madrugada, los agentes requirieron los servicios de una grúa y se incautaron de un vehículo Land Rover Discovery propiedad del detenido que se encontraba aparcado junto a la puerta de acceso al garaje de su vivienda, a apenas cien metros de la casa en la que residía la víctima.

El hombre ha confesado la autoría de los hechos, aunque en su declaración ha dicho que mató accidentalmente a la desaparecida y posteriormente la enterró en una finca rural próxima al pueblo.

La Delegación del Gobierno en Extremadura ha advertido que por el momento no se puede precisar que los restos que han sido hallados correspondan a la desaparecida, aunque todo hace pensar que con la rapidez con la que se ha producido el hallazgo pudieran ser de la víctima.

La detención de este hombre se produjo a primera hora de la noche del jueves y la autoridad judicial ha decretado el secreto de sumario. El hombre vivía hasta su detención en la calle El Cerezo de la Urbanización La Noria, muy cerca de la residencia de la desaparecida.

Manuela Chavero, separada y madre de dos hijos, desapareció sin dejar rastro cuando se encontraba sola en su vivienda unifamiliar, pues sus hijos estaban pasando unos días con su padre en Sevilla.

Desde su desaparición la Guardia Civil ha intentado dar con su pista en una investigación que se ha prolongado durante más de cuatro años y en la que se han rastreado teléfonos móviles y cámaras de vigilancia.


Galería de imágenes