•  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Una treintena de aulas y los centros educativos completos de una decena de localidades de Extremadura han sido clausurados por contagios de Covid-19 y los alumnos tienen que seguir el proceso de enseñanza-aprendizaje desde casa por la incidencia del virus y las cuarentenas decretadas por Sanidad.

“Es imprescindible no bajar la guardia pero, del mismo modo, es imprescindible que recuperar la educación presencial sea el objetivo cuando la situación sanitaria de una zona mejore. Esperamos que en los próximos días el fin de las cuarentenas permita la apertura de estos centros y aulas”, ha afirmado la Consejera de Educación en funciones, Nuria Flores Redondo.

La consejera ha asegurado que la coordinación entre la Consejería de Educación y Empleo y la de Sanidad y Servicios Sociales va a seguir «siendo estrecha y permanente, donde el protocolo de actuación en los centros educativos ante casos sospechosos, elaborado conjuntamente, está siendo una pieza clave este curso».

Como informó LA MAÑANA, la Junta de Extremadura ha adquirido 15.000 pupitres individuales y nuevas mesas para el comedor escolar y para el profesorado para poder desdoblar aulas y habilitar más espacios. También ha comprado 7.000 dispositivos electrónicos con posibilidad de conexión a internet y más de 450 paneles interactivos.

La consejera ha destacado que “el conjunto de medidas adoptadas de forma extraordinaria para este curso suponen un incremento de la inversión pública en más de 50 millones de euros”.

Nuria Rendondo ha recordado además que la Junta ha podido contratar en las plantillas iniciales de docentes a 744 personas más para reforzar la enseñanza pública y 150 en la concertada, así como a 169 trabajadores para incrementar las labores de limpieza y 38 técnicos más de Educación Infantil.