•  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

El consejero de Sanidad de la Junta de Extremadura, José María Vergeles, ha pedido a los alcaldes de la comunidad autónoma que demanden a los ciudadanos de sus localidades que extremen las precauciones en las celebraciones sociales para frenar la expansión del coronavirus.

Vergeles Blanca ha pedido su colaboración para acabar con el ocio no controlado, como es el caso de los botellones, y les ha instado a que renuncien a la celebración de  fiestas tradicionales y valoren el riesgo de eventos multitudinarios. También les ha manifestado que los cancelen si es necesario.

Vergeles se ha referido a eventos como las comuniones u otras celebraciones sociales y familiares en las que se relajan las medidas de protección frente a la Covid-19. «Parece ser que el contagio no es que esté en la propia comunión si se realiza en un sitio donde los aforos están controlados es en la celebración que se produce con motivo de esos actos como son las comuniones», ha afirmado ante los medios de comunicación.

El consejero de Sanidad ha manifestado públicamente que le preocupa que la mayoría de los contagios de coronavirus que se están produciendo en Extremadura en las últimas semanas están vinculados con actividades de ocio que incluyen las celebraciones.

Vergeles ha alertado de esta situación a los primeros ediles de la comunidad autónoma mediante una carta en la que les informa de esta situación y les pide que sean cautos con este tipo de eventos.

Actualmente en Extremadura, las reuniones no deben sobrepasar las 10 personas y eventos como bodas y similares se deben realizar en establecimientos autorizados, con no más de 10 comensales por mesa y hasta la una de la madrugada.