•  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Ochenta estudiantes de cuatro centros educativos han tenido que pasar desde este lunes al formato de formación a distancia al confirmar Salud Pública por PCR el positivo de algún estudiante o docente de las cuatro aulas que se han visto afectadas.

Estos alumnos se suman a los más de 2.500 que en los últimos días han tenido que dejar sus centros escolares y recibir educación a distancia debido a los casos de coronavirus detectados.

Los centros educativos afectados son el CEIP Los Glacis y Ciudad de Badajoz ambos de la capital pacesen; Santísimo Cristo de la Cañada de la localidad cacereña de Acehúche y el  Colegio Santa Eulalia-Escolapias, de Mérida, en este último caso, el contagio confirmado se ha producido en un aula de sexto de Primaria y las autoridades sanitarias han decidido hacer pruebas PCR a toda la clase y que esas personas hagan cuarentena de catorce días, tal y como ha informado la Junta de Extremadura.

El resto de los contagios confirmados se han dado en aulas burbuja, es decir hasta cuarto de Primaria.  En estos casos, las personas afectadas deben hacer cuarentena y Salud Pública irá definiendo las actuaciones a seguir.

Además, debido a la incidencia acumulada de casos de coronavirus en la localidad de Acedera, la Junta de Extremadura ha decidido pasar al modelo de formación a distancia al CEIP Nuestra Señora de la Jara, que cuenta con siete estudiantes matriculados. «Esta decisión no se ha tomado porque se hayan constatado casos positivos en este centro, sino por prevención ante la incidencia de casos en esta localidad pacense», tal y como ha informado el Servicio Extremeño de Salud.

Como informó LA MAÑANA, son ya más de 2.500 los alumnos de distintos centros educativos de Extremadura no pueden asistir a sus clases de manera presencial en una veintena de localidades de la región por haberse detectado casos positivos en los centros educativos o en los municipios en los que residen.

Pese a haberse iniciado el curso escolar hace unos días, la transmisión de la enfermedad en numerosas localidades ha obligado a la Junta de Extremadura a establecer el modelo de formación a distancia para estos niños, que deberán formarse desde sus casas igual que cuando se decretó el estado de alarma.