Mérida recuerda que la educación patrimonial es uno de los criterios para planificar un viaje

Mérida recuerda que la educación patrimonial es uno de los criterios para planificar un viaje
Imagen de la campaña Mérida volverte a ver.
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

 

Un estudio de la Universidad de Extremadura (UEx) ha determinado  la importancia que tiene la educación patrimonial como principal criterio y atractivo en la elección de un destino turístico. Así, destaca que en los últimos años el turismo ha adquirido una importancia que no sólo se traduce en el número de personas que se desplazan a un lugar, sino también en la búsqueda de nuevas modalidades turísticas, tal y como ha informado el Ayuntamiento de Mérida.

Entre ellas, resalta el éxito que posee en la actualidad el turismo cultural y, en esta tipología, que el patrimonio adquiere «gran protagonismo» como elemento de atracción turística y como fuente de riqueza. Sin embargo, añade que un turismo mal gestionado puede desencadenar una serie de riesgos, así como que actualmente se sabe que la educación patrimonial constituye una herramienta «fundamental» para evitarlos y reforzar las oportunidades educativas del turismo.

Partiendo de esta idea el consistori de Mérida ha explicado que tres investigadores de la Universidad de Extremadura, liderados por Rebeca Guillén Peñafiel, personal docente investigador de la Facultad de Formación del Profesorado, han analizado si las prácticas turísticas desarrolladas en tres zonas emblemáticas de Extremadura, como son el Parque Nacional de Monfragüe, el Geoparque Villuercas-Ibores-Jara y Trujillo, recogen los principios de la educación patrimonial, aspectos necesarios para garantizar la sostenibilidad y el reconocimiento de la zona por parte de los turistas.

Así, según apunta la UEx y destaca el consistorio de Mérida, los factores educativos pocas veces se tienen en consideración en los estudios sobre la valoración del fenómeno turístico y este equipo de investigadores demuestra la importancia que tiene la educación patrimonial como principal criterio y atractivo para la elección de un destino turístico.

Para ello, se ha aplicado una encuesta a 188 turistas, cuyos resultados se han analizado mediante el proceso de análisis jerárquico y se han tenido en cuenta diferentes grupos de edad. Se han analizado ocho tramos etarios que comprenden desde menores de 12 años hasta mayores de 65 y valorado los criterios de información, interés, educación, divulgación, guías turísticos, hospedaje, innovación y actividades.

«La originalidad del estudio reside en que estos criterios no suelen tenerse en cuenta para evaluar las experiencias turísticas, las cuales frecuentemente se miden en función de la calidad de otros servicios que ofrece el ámbito turístico (restauración, hospedaje, accesibilidad….)», ha explicado Rebeca  Guillén.

«A nivel general, se observa la tendencia de que, a mayor edad, existen valoraciones más bajas, especialmente para aquellas personas con más de 65 años, si bien la franja de edad situada entre los 56 a los 65 años también se muestra exigente ante muchos de los criterios señalados», ha destacado la investigadora.

 

;

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Right Menu Icon