•  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Los alumnos de Educación Infantil, Primaria y Secundaria vuelven a las aulas en Extremadura, mientras que el resto de los niveles de enseñanza se irán incorporando progresivamente hasta el próximo 2 de octubre.

Un curso que arranca con la presencialidad de los estudiantes aunque con incertidumbre sobre la evolución de la pandemia de Covid-19, que ha provocado que los alumnos de los municipios de Llera, Valencia de las Torres, Alía, La Barquilla, Talayuela y Villarta de los Montes inicien el curso en la modalidad online debido a los brotes de coronavirus que existen en estas localidades, algunas de ellas en aislamiento social.

En total, y a falta de contabilizar las últimas matriculaciones, serán unos 174.000 alumnos los que este curso vuelvan a las aulas en Extremadura, lo que supone unos 1.400 menos que el pasado año, mientras que el número de profesores se ha incrementado en 744 para garantizar el cumplimiento de las medidas de protección frente a la Covid-19.

Los alumnos de Cáceres, Plasencia, Mérida y Badajoz han vuelto a las clases respetando todas las medidas de seguridad y con la ilusión de volver a ver a sus compañeros.

La jornada se ha visto empañada por la situación en el colegio Gabriel y Galán de Cáceres ya que cuatro de sus docentes están en cuarentena tras el positivo de uno de ellos antes de comenzar las clases. Desde el centro se destaca también la ausencia de estudiantes ante esta situación generada por el coronavirus.

Los diferentes centros educativos de Moraleja y Coria también han abierto ya sus puertas. Sin aglomeraciones y ataviados de mascarillas los estudiantes han vuelto a sus aulas tras un parón de seis meses.

Sin compartir material escolar, con distancia interpersonal y mascarilla han comenzado todos los jóvenes de la comarca las clases después del confinamiento y el verano. Los abrazos quedaron a un lado y ahora jugar se hace a metro y medio.

“Hemos tomado todas las medidas de seguridad e higiene pertinentes, lo más importante es garantizar la seguridad de nuestros alumnos y también de nuestros trabajadores”, ha explicado Inmaculada Saralegui, directora del colegio Virgen de Argeme de Coria.

Desde Moraleja han asegurado que “es un inicio del curso diferente, atípico, pero con muchas ganas de volver”, así lo ha explicado Saturnino Méndez, director del colegio Cervantes.

«Los niños han entrado, salido, jugado y han disfrutado con sus compañeros. Estaban muy contentos e ilusionados de volver al cole», ha asegurado Méndez.

Por su parte, desde el Virgen de la Vega, han señalado el alto nivel de asistencia y “las ganas de volver a clase” después de casi medio año en casa, así lo ha destacado Joan Ramajo, jefe de estudios.

Desde los diferentes centros educativos se han tomado medidas para garantizar la seguridad de los estudiantes y también de los trabajadores para evitar carga viral en el colegio porque “lo único que queríamos era volver a estar con nuestros alumnos”.

Un nuevo curso marcado por el uso de mascarilla para todos los alumnos desde los seis años durante toda la jornada escolar “algo más complicado para los niños que aún así lo están cumpliendo”, ha destacado Ramajo.

Cabe recordar la situación en Talayuela porque los distintos centros educativos de Navalmoral de la Mata no han permitido el acceso a las clases a los alumnos de este municipio por tener dos casos de coronavirus activos con más de un centenar de contagiados entre ambos.

Por ello, todos los centros cuentan con un protocolo de actuación para actuar en el caso de que se detecte un caso de coronavirus.

Un nuevo curso en el que el uso de la mascarilla será obligatorio en Extremadura para alumnos desde los seis años durante toda la jornada escolar, y se establecerán «grupos estables de convivencia», los denominados «grupos burbuja» desde Infantil hasta 4º de Primaria

A su vez, desde 5º de Primaria hasta 4º de ESO se aplicarán medidas como la distancia interpersonal de 1,5 metros hasta articular grupos de un máximo de 22 alumnos, y «mínimo un metro de distancia» en Bachillerato y Formación Profesional.

En ese sentido, y ante cualquier sospecha de un caso de coronavirus en los denominados «grupos burbuja» que se crearán hasta 4º de Primaria, el grupo-clase hará cuarentena en casa 14 días, mientras que si se da un positivo en los cursos superiores a 4º de Primaria, Sanidad hará seguimiento de los contactos estrechos de la persona afectada. En caso de que sean docentes, se sustituirán en 24 horas.