•  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

El Ayuntamiento de Badajoz ha instalado 500 vallas en los centros educativos públicos y concertados de la ciudad y sus pedanías para garantizar la distancia de seguridad del alumnado en espacios al aire libre, ya sean patios o zonas de recreo.

Además, y en colaboración con los colegios públicos, está instalando más de 700 dispositivos expendedores de gel hidroalcohólico para contribuir a mantener las condiciones higiénico-sanitarias «adecuadas», según ha indicado el consistorio en nota de prensa.

En este sentido y dado que este jueves, 10 de septiembre, comenzarán las clases en los centros educativos de la ciudad y pedanías, ha recordado que, como cada año, durante los meses de verano la Concejalía de Educación del Ayuntamiento de Badajoz ha estado trabajando para preparar los centros educativos para la vuelta a las aulas.

«No obstante, por la situación excepcional que estamos viviendo, este año se han tenido que intensificar las tareas de limpieza y desinfección, así como apostar por nuevas medidas cuyo fin es garantizar que los centros educativos sean lugares seguros para toda la comunidad educativa», ha señalado.

De este modo, se han colocado 500 vallas en todos los centros públicos y concertados del término municipal, con el objetivo de poder garantizar las distancias entre el alumnado de los diferentes grupos escolares a la hora de realizar actividades deportivas, o en el disfrute de los espacios al aire libre durante la hora del recreo.

Además, y a petición de los centros educativos, se está procediendo a instalar más de 700 dispositivos expendedores de gel hidroalcohólico en las diversas estancias de los centros, garantizando el acceso a dicho producto por parte de la comunidad educativa.

Por último, entre las nuevas medidas orientadas a conseguir centros seguros se ha procedido a limitar el mobiliario de las distintas estancias de los colegios, reduciendo así los enseres «a la cuantía imprescindible para dar soporte a las actividades educativas».