•  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Agentes de la Guardia Civil, pertenecientes a la Compañía de Plasencia y el Equipo ROCA de Cáceres han llevado a cabo distintas actuaciones contra el tráfico de drogas, realizando registros en dos viviendas situadas en las localidades de Montehermoso y Cáceres, en los que se han intervenido diferentes cantidades de drogas, dinero, armas y abundante material para llevar a cabo la preparación y posterior venta de la droga.

Los hechos han tenido lugar a través de dos actuaciones distintas realizadas en sendos registros domiciliarios que han concluido con la detención de dos hombres como presuntos autores de un delito contra la salud pública por tráfico de drogas.

La primera de ellas tuvo lugar el pasado día 28 de agosto, a raíz de una investigación que se había abierto por las sospechas de que en un domicilio de la localidad cacereña de Montehermoso se pudiera estar llevando a cabo la venta de drogas. Fue entonces cuando agentes de Plasencia realizaron un registro en esta vivienda, en la que fueron aprehendidos 80 gramos de marihuana, 870 euros en efectivo y abundante material para elaborar las dosis de la droga.

Como consecuencia de los hechos fue detenido un hombre de 24 años de edad, vecino de Montehermoso quien, tras la instrucción de las diligencias policiales correspondientes, fue puesto, junto con la droga y el resto de efectos intervenidos, a disposición del Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 2 de Plasencia. A este joven se le acusa de un presunto delito de tráfico de drogas.

La segunda actuación, realizada por el Equipo ROCA de Cáceres, tuvo lugar el pasado día 31 de agosto y puso fin a una investigación llevada a cabo por los agentes después de haber tenido conocimiento de la supuesta comisión de un delito de tráfico de drogas por parte de un vecino de Cáceres. La operación se inició al conocer la existencia de una plantación de marihuana en una parcela situada en la localidad cacereña de Sierra de Fuentes. En esa fecha, y en presencia de su responsable, los agentes realizaron un registro en la parcela, donde fueron halladas 18 plantas de marihuana además de una escopeta con los cañones recortados, considerada un arma prohibida.

La investigación de estos hechos derivó, además, en otro registro, esta vez en la vivienda del responsable de la plantación, situada en la barriada cacereña de Aldea Moret, donde, en presencia de la autoridad judicial, los agentes intervinieron 60 dosis de cocaína, 123 gramos de sustancia de corte, 500 gramos de cogollos de marihuana y 3,8 gramos de hachís. El individuo también tenía en su poder una defensa eléctrica, pese a ser un arma prohibida, 22 cartuchos de caza no detonados y diverso material informático.

La Guardia Civil detuvo al presunto autor de los hechos, un varón de 31 años de edad, al que se le acusa de un delito contra la salud pública por tráfico de drogas, falsedad documental y tenencia ilícita de armas. Este individuo, junto con la droga y el resto de efectos intervenidos, ha sido puesto a disposición del Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 6 de Cáceres, encargado de conocer las actuaciones.

Estas detenciones están enmarcadas dentro del “Plan de repuesta policial al consumo y venta de drogas en lugares y zonas de ocio” que la Guardia Civil mantiene permanentemente activo para tratar de prevenir y erradicar el tráfico y consumo de sustancias estupefacientes, sobre todo entre los más jóvenes.