•  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

El brote de Covid declarado en el municipio hurdano de Nuñomoral ha obligado a las autoridades sanitarias a realizar las pruebas PCR a los 86 vecinos que residen en la alquería de Rubiaco. Sus habitantes deben permanecer aislados durante 14 días, según ha recordado el consistorio, independientemente de que el resultado sea positivo o negativo.

«Esto no es un juego y si queremos que esto pase pronto y sin lamentar males mayores hay que cumplir las medidas sanitarias», ha afirmado el alcalde, Juan Carlos Sendín, en un bando dirigido a los habitantes de esta zona rural del norte de Extremadura.

Esta misma jornada se han realizado las pruebas para detectar el virus en el consultorio médico de la alquería, en la plaza de la pequeña alquería de Rubiaco. «Si algún vecino tiene el coche aparcado allí y está guardando cuarentena debe ponerse en contacto con el ayuntamiento y el concejal lo retirará», advirtieron desde el Ayuntamiento de Nuñomoral antes de que se desplegara el operativo sanitario.

Todos los afectados han tenido que acudir con mascarilla y han guardado la distancia de seguridad que marca el protocolo para frenar la pandemia.

Las autoridades municipales han avanzado que existen 12 casos de coronavirus confirmados con PCR, e insisten en que todos los que se hayan sometido a esta prueba deben permanecer en sus domicilios 14 días, aunque el resultado haya sido negativo.

De momento en Nuñomoral se ha suspendido el mercadillo de los miércoles «hasta nueva orden» debido al brote de coronavirus que ha sido dado a conocer por el consistorio y que la Junta de Extremadura aún no ha notificado al Ministerio de Sanidad.

El consistorio ha habilitado dos líneas telefónicas para atender a las personas que se encuentran aisladas, de modo que puedan cubrir sus necesidades básicas en cuanto a medicamentos o productos de alimentación.

Operarios municipales han comenzado a desinfectar las zonas más transitadas del municipio y del resto de alquerías que dependen de Nuñomoral.