•  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

El portavoz del Grupo Municipal Socialista en el Ayuntamiento de Badajoz, Ricardo Cabezas, ha propuesto eliminar de las calles el mobiliario olvidado, sin uso o mal ubicado en la ciudad; así como la puesta en marcha de una Ordenanza General de Mobiliario Urbano con el fin de «homogeneizar y embellecer la vía pública y hacer más atractiva, amable y acogedora» la capital pacense.

Cabezas ha recordado que es «muy importante» en la configuración de los espacios para el peatón, y que su diseño y ubicación deben ser estudiados y tienen que atender a todas las necesidades, incluida la seguridad, movilidad y accesibilidad.

Por ello, el ciudadano «no puede enfrentarse en las calles de Badajoz a una carrera de obstáculos», dado que los elementos y mobiliario urbanos deben ser los «imprescindibles» y, por ello, el Grupo Socialista aboga por la eliminación de mobiliario urbano «superfluo y funcionalmente innecesario».

Según destacan los socialistas, hay farolas, señales o papeleras que dificultan el acceso a pasos de peatones «por estar en el peor lugar posible»; hay bancos sin respaldo y papeleras mal ubicadas «que crean problemas absurdos»; o elementos estáticos «obsoletos y sin uso desde hace años y que siguen en la vía pública».

Tampoco se retiran decenas de postes informativos de la empresa de transporte urbano que ya no realizan su función, a la vez que hay anclajes abandonados, «por no hablar de bolardos, vallas, jardineras en mal estado o fuentes decadentes y sin agua».

«Todo esto necesita una revisión», ha propuesto Ricardo Cabezas, para quien el mobiliario que presenta la ciudad «es muy clásico, el mismo desde hace muchos años y necesita una puesta al día».