•  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Unidas por Extremadura ha acusado al gobierno de Fernández Vara de actuar con “falta de transparencia y opacidad en la gestión de la segunda ola de la pandemia”, así lo ha asegurado la portavoz del Grupo Parlamentario, Irene de Miguel.

“No se entiende que, ante la segunda ola de la pandemia, con cinco pueblos en aislamiento y ante un regreso a las aulas a la vuelta de la esquina, el gobierno convoque a una comisión a puerta cerrada”. La portavoz ha añadido que precisamente en estos momentos es cuando el gobierno debe “dar certidumbre y confianza”.

Además, la también presidenta del Grupo Parlamentario ha aseverado que Extremadura necesita que el gobierno de la Junta “ponga medidas encima de la mesa, que se deje de escudar en la unidad de acción que pide constantemente el señor Vara porque Extremadura necesita unas medidas adaptadas a su contexto y territorio”, ya que según la diputada “nada tiene que ver la evolución de la pandemia que se está produciendo en nuestra región con la que está teniendo lugar en otros lugares del país, como por ejemplo la Comunidad de Madrid.”

Por todo ello, en la comisión de estudio de la Covid, De Miguel ha exigido al presidente Vara que la vuelta a clase se produzca de manera segura, “y para que esto ocurra necesitamos contratar a más docentes”, ha asegurado. Pero también ha pedido que aumente el número de celadores, auxiliares administrativos y equipos de limpieza para poder garantizar la seguridad en las aulas.

Además, De Miguel ha pedido que se realicen pruebas PCR a todos los docentes antes del inicio del curso escolar “para conocer el mapa de la situación epidemiológica en los centros educativos antes de que comiencen las clases”. Por último, desde Unidas por Extremadura se reclama que se tenga preparado un Plan B que facilite la conciliación a las familias en el caso de que haya que confinar aulas o centros educativos.

En cuanto a la atención primaria, la portavoz de Unidas Por Extremadura ha reclamado que se refuercen también los equipos “porque nos hemos encontrado a profesionales que están desbordados, exhaustos y muy cabreados”.