•  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

El emeritense, Maximino Caballero, ha sido nombrado recientemente nuevo secretario de economía de la Santa Sede por el papa Francisco.

El número dos de las finanzas del Vaticano trabajará junto a su paisano, Juan Antonio Guerrero, prefecto de la secretaría para la economía de la Santa Sede desde inicios de este año.

Los dos emeritenses serán, a partir de ahora, los máximos responsables de las finanzas vaticanas. “El padre Guerrero y yo crecimos juntos. Nuestras familias han mantenido nuestra amistad durante toda la vida. Cuando me llamó y me propuso este proyecto, tenía una larga lista de razones por las que no podía aceptar, mis hijos viven en Estados Unidos”, ha destacado Caballero.

Sin embargo, Caballero sintió el llamado de Dios. “Colaborar con la Santa Sede, al servicio del Santo Padre, es un honor y una gran responsabilidad para mí”, ha subrayado haciendo hincapié en que espera que su experiencia y trabajo sirva para colaborar en la transparencia económica de la ciudad del Vaticano.

Maximino Caballero ha desarrollado su carrera profesional en el campo de las finanzas. Licenciado en Ciencias Económicas y Empresariales  por la Universidad Autónoma de Madrid, obtuvo posteriormente un Máster en Administración de Empresas en el Instituto de Estudios Superiores de la Empresa de Barcelona.

Los trabajos realizados a lo largo de todo el mundo junto con su talento han permitido que ahora se desplace a la Santa Sede para administrar las cuentas del Vaticano. “De todas las oportunidades profesionales que hubiese podido imaginar, esta es una que ni remotamente se me habría ocurrido”, ha aseverado.