•  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

El Ayuntamiento de Mérida ha ofrecido a los empresarios de ocio nocturno que la ciudad que deben cerrar sus establecimientos a partir de este martes una alternativa de cambio de licencia para que continúen recibiendo ingresos para paliar la situación económica.

Con el cambio de licencia de ocio nocturno a bares y restaurantes, podrían mantener servicio de cafetería, sin música, en el horario establecido para el resto de bares y restaurantes de la ciudad con cierre a la una de la madrugada, no pudiendo permitir nuevos clientes a partir de las 12 de la noche.

“Es la única solución viable para poder mantener los puestos de trabajo de más de 100 familias y de más de 10 negocios que hay en la ciudad de Mérida., intentando paliar todos los efectos y que se produzca el menor daño posible en el sector de la restauración de la ciudad”, ha explicado el alcalde en funciones, Julio César Fuster.

En este sentido, y en esa búsqueda de soluciones, Fuster les ha indicado que el ayuntamiento intenta, por todas las vías posibles, buscar fórmulas que beneficien a este sector que, sin duda, se ve afectado duramente por esta nueva medida.

Tras consultar con los servicios jurídicos municipales, les ha propuesto que pueden solicitar una licencia de bar restaurante y anular la que tienen concedida actualmente. Esto significaría que podrían abrir cumpliendo con la normativa dictada para bares y restaurantes, por lo que, al menos, se paliarían en buena medida las pérdidas que les generaría el cierre total.

Les ha recordado que partir de esta jornada y hasta que soliciten cambio de licencia deben permanecer cerrados como indica la norma, porque el procedimientos, aunque se hará de la forma más rápida posible, lleva una tramitación de varios días.