•  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

El Ayuntamiento de Badajoz subvencionará con 800 euros a los negocios que se vieron obligados a cerrar como consecuencia de la aplicación del decreto del estado de alarma por la expansión de la Covid-19 y con 400 a aquellos que perdieron la mitad de sus ingresos debido a la pandemia.

El alcalde de Badajoz, Francisco Javier Fragoso; el primer teniente de alcalde, Ignacio Gragera; el concejal de Hacienda, Eladio Buzo, y la concejala responsable de Empleo, Blanca Subirán, han presentado la partida de los presupuestos de 2020 que el ayuntamiento destinará a ayudar a autónomos y pymes.

Fragoso ya había anunciado que se iba a incorporar a los presupuestos una partida de tres millones de euros para ayudar a las empresas afectados por la crisis sanitaria, pero hasta ahora no se habían ofrecido los detalles de unas subvenciones que pretenden llegar a todos los afectados y que está previsto que puedan alcanzar a unos 4.000 beneficiarios que, entre la ayuda básica y los complementos que se han establecido, en el mejor de los casos pueden alcanzar los  1.500 euros de subvención.

Se trata, según indicó el alcalde, de «una partida histórica de tres millones de euros» que, según sus propias palabras, es la mayor destinada por un ayuntamiento extremeño a ayudar a empresarios y autónomos en una situación de especial delicadeza económica como consecuencia de la Covid-19.

Así, desde el próximo mes de septiembre los empresarios podrán comenzar a solicitar estas ayudas cuyo plazo de presentación concluirá el 30 de noviembre. Además de los 800 euros que podrán percibir los propietarios de negocios que cesaron su actividad durante el estado de alarma y de los 400 euros que se han establecido para los que perdieron la mitad de sus ingresos, se han establecido una serie de complementos adicionales que podrán incrementar las subvenciones iniciales.

También se ha pensado en los propietarios que dispongan de más de una empresa o negocio, que podrán recibir 200 euros adicionales por cada uno de ellos; en los vendedores ambulantes del mercadillo, que tendrán otros 400 euros adicionales, o en los que regenten bares, cafeterias o restaurantes con terrazas, que dispondrán de una subvención adicional de 150 euros.

El alcalde ha dejado claro que su intención es llegar a todo el mundo; hosteleros, autónomos, mutualistas, comerciantes y todos aquellos que se hayan visto afectados por la situación derivada de la crisis sanitaria, que provocó una oleada de cierres durante el estado de alarma y el confinamiento al que fue sometida la población. Para obtener la cantidad de tres millones de euros se han reducido partidas de distintas concejalías en lo que desde la alcaldía se ha considerado un gesto de generosidad.