•  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

La caída de un hombre de 57 años de edad, natural de Cáceres, por un acantilado en el término de Valdeobispo (Cáceres) obligó hace unos días a movilizar a efectivos de cuatro municipios distintos para proceder a su rescate.

El hombre se encontraba practicando escalada en una zona de difícil acceso y fue necesaria la colaboración entre Guardia Civil y bomberos de Plasencia para conseguir extraerlo del lugar donde se encontraba, pues cayó entre dos rocas con un desnivel entre ambas de unos 100 metros.

A raíz de la alerta recibida en la Central Operativa de la Comandancia de Cáceres, la Guardia Civil activó un operativo en el que participaron agentes de seguridad ciudadana de Plasencia, Ahigal, Villanueva de la Sierra y Casar de Palomero,  en colaboración con los bomberos de Plasencia. El accidente se produjo en una zona muy escarpada y con una fuerte pendiente, por lo que fue necesario recorrer algunos tramos apoyados en cuerdas para evitar posibles caídas.

Los servicios médicos decidieron inmovilizar la pierna de la víctima y sujetarlo en una camilla para iniciar su evacuación, que hubo de realizarse mediante cuerdas dada la imposibilidad de hacerlo de otra forma por la orografía del terreno. Los equipos de rescate necesitaorn dos horas para conseguir recorrer 100 metros con la persona herida.

Aunque los hechos sucedieron el pasado 25 de julio no han trascendido hasta ahora. Tras su evacuación, el hombre fue trasladado en ambulancia hasta el hospital Virgen del Puerto de Plasencia, donde fue atendido de las heridas que presentaba.


Galería de imágenes