•  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

El pantano de Orellana la Vieja ha acogido esta jornada un simulacro de los servicios del Centro de Atención de Urgencias y Emergencias de la Junta de Extremadura, en el que han intervenido 60 efectivos entre Policía Local y Guardia Civil, socorristas, bomberos del consorcio para la prevención y extinción de Incendios, además de otro personal sanitario.

El fin de esta acción, es probar los protocolos y planes establecidos en materia de socorro y protección, así como la preparación de los servicios y mecanismos de coordinación del 112 para dar respuesta a una situación de emergencia en la playa de Orellana, cumpliendo en todo momento las medidas de protección recomendadas por la pandemia de COVID-19.

En esta ocasión, los servicios de emergencias han actuado en un escenario posible de accidente acuático entre una moto de agua y un patín de pedales, socorriendo a nueve personas, que han resultado heridas de diversa consideración.

Este tipo de prácticas permiten  mantener entrenadas y en alerta al conjunto de entidades y personas responsables de la gestión de una situación real de accidente; comprobar la familiarización y concienciación del personal involucrado con los procedimientos existentes, la intervención y coordinación multisectorial en emergencias; así como, probar y detectar mejoras en la aplicación de planes o protocolos establecidos.